Con tangas, cubren esculturas para no herir susceptibilidades

La obra original es una crítica a las selfies, pero obligaron al autor a taparlas; artista dice sentirse humillado

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Stéphane Simon, tangas, esculturas, UNESCO, censura, cubren, obras, arte, esculturas, ropa interior,
Foto: especial

Los genitales de esculturas desnudas, obra del artista francés Stéphane Simon, fueron tapados con ropa interior, entre tangas y braguitas, para no herir la susceptibilidad de los visitantes a la galería donde fueron expuestas.

El mismo creador de las esculturas acusó a la agencia cultural de las Naciones Unidas (UNESCO) de haberle pedido que cubriera las partes íntimas de sus obras.

Obra cubierta con ropa interior

Te puede interesar: Finlandia paga 200 mil pesos a parejas que críen hijos en su territorio

Esculturas, una crítica a las selfies

Las piezas mostraban figuras desnudas al estilo clásico, griego y romano, en posiciones “actuales” o más específicamente: tomándose selfies.

Las esculturas se exhibieron en París durante el evento del Día del Patrimonio Europeo de la UNESCO en septiembre pasado pero ante la incomodidad provocada tuvieron que ser censuradas, acción que provocó sorpresa en el artista y el ridículo de los comentaristas de arte.

Obra original sin censura

Simon declaró a CNN que la ropa era “asquerosa” y dijo que la experiencia lo dejó “humillado“.

“Me sentí avergonzado, tan profundamente triste de ver todos estos años de trabajo e investigación rotos”, agregó. “Durante dos días los visitantes se reunieron para preguntarme: ‘¿Pero por qué hiciste eso?’ Pero no fue mi elección “, sentenció.

Obra cubierta con una tanga

Las piezas de arte, parte de un proyecto llamado “In Memory of Me”, fueron diseñadas para hacer una crítica a la toma y difusión de selfies en los últimos años.

“Debería haber pasado dos días explicando el vínculo fascinante” entre la práctica de tomar selfies y la historia del griego clásico, agregó Simon.

Además, dijo que él había planteado el tema de la desnudez durante la planificación de las reuniones con la UNESCO antes del evento, pero que no se pidió que cubriera las obras hasta unos días antes de que se exhibieran las esculturas y no tuvo tiempo de enmendar las piezas adecuadamente.

Por su parte, un portavoz de la UNESCO dijo: “Esto se debió a un desafortunado malentendido. Todo nuestro trabajo y mandato está a favor de la libertad de creación“.

Simon agregó que la organización reconoció un “error cometido por un empleado“, que derivó en las imágenes de las esculturas que ya le han dado la vuelta al mundo.

Con información de CNN

olr