• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Nestora Salgado (centro), acude a San Lázaro a presentar una queja, ayer. Foto: Cuartoscuro

La candidata de Morena al Senado Nestora Salgado interpuso una demanda civil contra el abanderado presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, por daño moral.

En el Palacio de Justicia Federal, en San Lázaro, exigió aspirante del Ejecutivo que se retracte por acusarla de secuestradora en el debate del pasado domingo.

“Le pido al señor (José Antonio) Meade que ya no esté difamando. Los jueces federal y local ya resolvieron a mi favor. No se vale que estén acusando para juntar votos, para atraer a la gente”, detalló  y agregó que la acusación es parte de una guerra sucia.

“Ahora que soy candidata avientan a todos los perros al ataque para bajarme. No les conviene que llegue porque con Nestora viene la voz del pueblo”, indicó.

  • El Dato: Supuestas víctimas de la exomandanta de la Policía Comunitaria revelan que las tuvo encarceladas y torturadas para que las familias pagaran los rescates.

Advirtió que no sólo no renunciará a su aspiración, sino que también la defenderá “con uñas y dientes”: “Voy a defender mi candidatura con uñas y dientes porque quiero trabajar por la gente y por ello no quieren dejarme llegar al Senado. Le recuerdo a Meade que los jueces me absolvieron de todos los delitos y le exijo además una disculpa pública” apuntó.

La excomandanta de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, recordó que fue declarada inocente por tres diferentes jueces. Reconoció que hay apelaciones ante el Ministerio Público por el delito de secuestro, asesinato y robo de armas, sin embargo, aseveró que durante el tiempo que estuvo en prisión, las presuntas víctimas nunca se presentaron.

“Son cinco años. Nunca una sola persona se presentó a carearse conmigo ni ratificaron denuncias. Tengo dos años en libertad y nunca le movieron, en ninguna de las audiencias y citatorios se presentó la parte acusadora” concluyó.

Finalmente Nestora Salgado reiteró su petición a Meade de renunciar a su cargo. “Discúlpate y renuncia” sentenció.

La demanda se suma a la de Morena ante el Instituto Nacional Electoral (INE), órgano al que pidió activar el protocolo para atender la violencia política contra las mujeres, a favor de la activista.