• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La actriz, en mayo pasado en Cannes. Foto: Reuters
La actriz, en mayo pasado en Cannes. Foto: Reuters

El movimiento #MeToo, que comenzó a revelar presuntas violaciones y acoso sexual dentro de la industria cinematográfica en el mundo, sufrió un duro golpe ayer, al revelarse que la actriz italiana Asia Argento pagó bajo el concepto de “ayuda” 380 mil dólares (más de siete millones de pesos) a Jimmy Bennett, un joven actor y músico de rock que la acusó de abusar sexualmente de él en la habitación de un hotel de California, Estados Unidos, cuando acababa de cumplir 17 años, hace cinco años, reveló The New York Times.

El diario estadounidense sostiene esta información con documentos firmados por abogados de ambas partes, que fueron enviados a través de un correo encriptado por una persona no identificada. Además de fotográficas de ambos acostados en la cama con el torso descubierto.

Gráfico: La Razón de México

En los escritos se menciona que el día del presunto abuso sexual fue el 9 de mayo de 2013, cuando se reunieron en una habitación del Ritz-Carlton en Marina del Rey. Ese día ella publicó en Instagram: “Esperando a mi hijo perdido, mi amor @jimmymbennett #MarinaDelRey fumando cigarrillos como si no hubiera una próxima semana”.

En ese entonces la actriz tenía 37 años y él acababa de cumplir 17. En California la edad legal para el consentimiento sexual es a partir de los 18 años.

Antes del 2013 el actor logró ganar más de 2.7 millones de dólares en cinco años, pero esta cantidad disminuyó a 60 mil dólares después. El abogado de Bennett se lo atribuye al encuentro traumático que tuvo con Asia Argento, por lo que en un principio pedía, por reparación de daños, 3.5 millones de dólares.

El actor declara en uno de los documentos que llegó con un familiar hasta la recámara del hotel y “Argento le pidió a éste que saliera de la habitación para que ella pudiera estar a solas con el actor. Ella le dio alcohol y le mostró una serie de notas que ella le había escrito usando la papelería del hotel. Luego lo besó, lo empujó a la cama, le quitó los pantalones y le hizo sexo oral. Ella se colocó encima de él y tuvieron sexo”, detalló el diario.

Argento fue una de las primeras en denunciar, en octubre de 2017, la violación de la que presuntamente fue víctima hace 17 años, cuando sólo tenía 21, por el cofundador de Miramax y The Weinstein Company, Harvey Weinstein.

Incluso el pasado mayo durante el Festival de Cannes ofreció un discurso que fue aplaudido por el gremio del cine y se viralizó en redes sociales. En éste decía: “En 1997 fui violada aquí, en Cannes, por Harvey Weinstein. Yo tenía 21 años. Este festival era su terreno de caza”.

De acuerdo con los documentos, la notificación de intención de demanda ocurrió en noviembre, un mes después de que la artista contara su testimonio contra Weinstein en The New Yorker.

Hasta ahora el abogado de Jimmy Brennet dijo que el actor no dará entrevistas ni hará comentarios al respecto. Su cuenta de Twitter fue cancelada después de la publicación del diario.

Por parte de la actriz, tampoco ha habido respuesta alguna.

Gráfico: La Razón de México

Lanzan críticas a la artista italiana

Luego de que se diera a conocer el presunto abuso sexual que señala a Asia Argento como culpable, Ben Brafman, abogado del productor Harvey Weinstein lanzó duras críticas contra la protagonista de El fantasma de la ópera. La calificó de hipócrita.

“Este desarrollo revela un impactante nivel de hipocresía por Asia Argento, uno de los más ruidosos amplificadores que buscaron destruir a Harvey Weinstein”, expresó a través de un comunicado. En el texto también destacó que al momento en que la actriz hacía acusaciones contra Weinstein, negociaba con los abogados de Jimmy Bennett.

Argento no es la única mujer que ha señalado a Weinstein de abusar sexualmente de ella, en la lista de acusaciones ya hay 26.

De comprobarse las acusaciones el productor se enfrentaría a 25 años de prisión. Hasta ahora ya fue despedido de su empresa y Georgina Chapman le pidió el divorcio cuando explotó el escándalo.