“Ya quiero recuperarme, mi prioridad es mi vida”

No es posible que en la universidad se presenten actos de agresión, asevera el joven de 21 años; dice que su única prioridad es su vida y poder salir del sanatorio