• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Miguel Ángel Mancera (izq.) y Juan Zepeda, senadores electos del PRD, ayer. Foto: Especial
Miguel Ángel Mancera (izq.) y Juan Zepeda, senadores electos del PRD, ayer. Foto: Especial

Para Juan Zepeda, excandidato del PRD para la gubernatura del Estado de México y hoy senador electo, el Partido de la Revolución Democrática es como un enfermo en etapa terminal, pero que todavía tiene una esperanza de vida: la de renovarse por completo, y no entregar cargos de elección por compadrazgo.

En entrevista con La Razón afirma: “el partido ya no puede ser un partido de cuates, debemos erradicarlo, tenemos que abrirlo y garantizarle a quienes se van integrando igualdad de condiciones para competir, que las candidaturas sean para los más capaces basados en encuestas y que no sean cuotas”.

Al reiterar que el sol azteca obtuvo el peor resultado en toda la historia del partido, Juan Zepeda, el integrante de la corriente Vanguardia Progresista llamó a erradicar vicios y levantó la mano para dirigir al partido.

“Hay algunos compañeros que me han buscado de manera personal, me han planteado esa posibilidad. Yo soy un perredista que quiere mucho al PRD, que no me voy a ir del PRD, que estaré hasta el final con mi partido, y si desde la dirigencia puedo aportar a eliminar todos estos vicios y lograr la unidad, por supuesto que estoy dispuesto a ser corresponsable”, dijo.

Zepeda Hernández, recién nombrado vicecoordinador del PRD en el Senado, aseguró que, en el tema de la reducción de salarios para senadores, propondrá bajar a 40 mil pesos y no a 90 mil, como lo han propuesto los integrantes de Morena.

“Se ha dicho que un senador gana 300 mil pesos al mes, y en efecto es un exceso, por lo que ellos proponen reducirlo a 90 mil. De entrada, lo apoyamos, pero también les adelanto que yo de manera personal les voy a decir que todavía 90 mil es un exceso, porque hoy un mexicano gana 88 pesos al día, y que es una grosería decir que un senador gane 3 mil pesos al día para que sean 90 mil al mes. Yo les voy a proponer que el sueldo de un senador sea de 40 mil pesos, eso es enriquecer las propuestas”, expresó.

Reconoció que renovar al PRD no se trata sólo de cambiar nombre, logo, o colores, sino de crear una alternativa real de gobierno, por lo que propuso lanzar una convocatoria nacional, dirigida a quienes no se identifican con los partidos actuales.

“Y que, así como en el 89 el Partido Comunista Mexicano se redefinió para que surgiera el PRD, hoy hagamos lo mismo, un gran llamado nacional y que pueda surgir un proyecto que sea una opción real de gobierno”, manifestó.

Dijo que su partido apoyará a Morena en temas por los que han luchado, como la eliminación del fuero, reducción de sueldos, matrimonios igualitarios, y legalización de las drogas, entre otros, “pero seremos oposición dura en aquellos en los que no haya coincidencia”.