• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Damián Zepeda, al salir de la plenaria el pasado lunes. Foto: Especial
Damián Zepeda, al salir de la plenaria el pasado lunes. Foto: Especial

En un audio que por error el equipo técnico del PAN difundió sobre el discurso que, en reunión privada, sostuvo el dirigente nacional, Damián Zepeda, con los próximos diputados del partido, se le escucha admitir al panista que durante la campaña se tomaron decisiones, en ocasiones de manera personal, que abonaron a la división interna.

“Hay que decirlo con todas sus letras: no hubo unidad en el pasado proceso electoral del PAN. Y lo digo asumiendo que la dirigencia tiene la máxima responsabilidad de generar esas condiciones. No lo hizo. En algunos casos por motivos genuinos, y en otros casos, por intereses particulares.

“Sin duda las fricciones al interior del partido nos mostraron hacia afuera, la ciudadanía, como un partido que tenía una decisión y fuertes diferencias; y eso pudo haber impactado en la confianza que el ciudadano tenía al PAN para elegirlo”, afirmó Zepeda, quien ha sido uno de los incondicionales del candidato presidencial albiazul, Ricardo Anaya.

En medio de las críticas de diferentes bloques al anayismo por las pugnas internas, el líder partidista pidió ser generoso para reconciliar el partido a través de un proyecto común y no de intereses.

Zepeda afirmó que parte de la derrota se debió al “Pacto por México, hay que decirlo con toda claridad, decidimos pactar con el gobierno y lo hicimos arriba de la mesa, no lo hicimos a escondidas”, ya que, mencionó apoyaron una visión de cambios constitucionales y de leyes secundarias para mejorar México, pero tuvo un costo político que lo puso en desconfianza ante la ciudadanía.

Ante 81 legisladores, el sonorense también enlistó los problemas internos que fragmentaron al partido y repercutieron en el resultado electoral, como la pérdida de su democracia interna que, dijo, se vio interrumpida por la designación de candidatos por parte del CEN. 

“Hay un sentimiento real en la militancia que tenemos que atender: que nuestra democracia interna fue interrumpida. Tiene un impacto en el ánimo de AN y del impulso con el cual participan los militantes en los procesos electorales”, detalló.

El futuro senador dijo que desde la dirigencia reconocen que una parte del partido aún mantiene la idea de que se desdibujaron los postulados del PAN por la coalición con partidos de izquierda.

“Unidad en torno a un proyecto común, a un principio que nos une, no unidad en torno a un reparto de cuotas o intereses personales”, enfatizó, aunque defendió que el blanquiazul fuera en coalición con el PRD y MC.

“Numéricamente en esta elección no se hubiera ganado Puebla (sin el Frente). Se pudieron perder 14 distritos federales y ganar solamente 5 y la mitad de los senadores de mayoría”, aseguró.