GMC Acadia All Terrain, un SUV para toda la familia

GMC Acadia All Terrain, un SUV para toda la familia
Por:

Teniendo en cuenta que la competencia entre los SUV’s está más dura que nunca y que los gustos han cambiado de manera drástica en menos de una década, GMC decidió romper esquemas y crear un utilitario que deje en el olvido al clásico cromo que ha sido característico en los modelos de la marca General Motors. Así es, nos referimos al Acadia en su variante all terrain.

En busca de acaparar a otro tipo clientes, esta opción que ofrece GMC cambia el look de suntuosidad por un semblante totalmente agresivo. Esto parte de cambiar el cromo tradicional de los rieles, parrilla, molduras y rines, por un acabado completamente negro. De esta manera, desde cualquier lado que se le observe, este Acadia luce totalmente deportivo.

Claro que tratarse de un modelo bajo el sobrenombre de all terrain, este SUV eleva sus capacidades para rodar en terrenos que resultan complicados para otra clase de vehículos, como un sedán, e incluso un utilitario. Todo el espíritu de vehículo apto para el off-road parte del sistema de tracción total, la suspensión dinámica, los neumáticos todoterreno y los cinco modos de manejo.

Esto en conjunto no sólo permite que el Acadia all terrain sea capaz de rodar fuera del asfalto, sino también hace que sea un vehículo óptimo cuando se trata de rodar en calles, avenidas y carreteras. En pocas palabras, podemos decir que hace un buen balance entre off-road y on-road.

Lo que si es un hecho, es que su mejor papel lo hace en caminos agrestes, ya que cuando se viaja a alta velocidad, la estabilidad no es la mejor, debido a que los neumáticos son para el off-road, mas no para rodar a altas velocidades. Ante esta situación, presente en cualquier vehículo todoterreno, hay dos opciones: acostumbrase, o bien, manejar a una velocidad mesurada. De ahí en fuera, el comportamiento del vehículo es bastante agradable y generoso en ambas situaciones de manejo.

[caption id="attachment_818028" align="alignnone" width="696"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

Por medio de los cinco modos de manejo es posible modificar el trabajo de la transmisión automática de seis velocidades, la sensación del acelerador, la suspensión, la transferencia de poder entre las ruedas y elegir entre tracción sencilla o total.

Cuando se trata de conducir fuera del asfalto, este SUV con 310 y 271 libras-pie de torque puede salir avante gracias al modo de manejo all terrain, que envía el poder a la rueda que más lo requiera, y a la función de control de descenso en pendientes que frena automáticamente el vehículo a una velocidad máxima de 50 km/h.

La cabina para siete pasajeros ofrece lo acostumbrado en un GMC: asientos forrados en cuero, un sistema de audio Bose, pantalla táctil, con Apple CarPlay y Android Auto, así como OnStar con tecnología 4G LTE.