Domingo 17.01.2021 - 01:11

Ioniq, híbrido y muy seguro

Ioniq, híbrido y muy seguro
Por:

Con 2 años de presencia en el mercado mexicano, es momento de que una serie de actualizaciones hicieran su aparición en el nuevo Hyundai Ioniq 2020, en donde la tecnología, seguridad y equipamiento se mostraron como las cartas fuertes de este facelift, que poco tiene que ver con cuestiones estéticas.

Las líneas exteriores siempre han sido del agrado de los usuarios y es por eso que la mayoría de los elementos se mantienen casi intactos, pero Hyundai, intentando ser aún más atractivo, decide estilizar el diseño y volverlo más sobrio, pero elegante, eliminando la línea color azul de la parte baja de la facia delantera, pues lo diferenciaba del resto de la gama como un auto ecológico. El grupo óptico está a cargo de faros LED para la versión más costosa, mientras que en la parte trasera la marca decidió que era buena idea extender un poco más el medallón hasta la parte baja de la cajuela para mejorar la visibilidad.

La firma coreana sabe que una de las debilidades de este auto se encontraba puertas adentro, ya que el diseño era simple y realmente pareciera que estábamos ingresando a cualquier otro vehículo de la gama que nada tiene que ver con nuevas tecnologías.

En la versión Premium contamos con un clúster de instrumentos análogo de 4.2 pulgadas, mientras que para el tope de la gama se sustituye por un tablero digital de siete pulgadas, un cargador inalámbrico para smartphones y freno de mano electrónico. La pantalla incluye un sistema de info-entretenimiento de ocho pulgadas compatible con Apple CarPlay, así como Android Auto para ambos modelos.

Hyundai Ioniq está impulsado por un motor de combustión 1.6 litros de 4 cilindros que genera una potencia de 104 hp y un torque de 108 Lb-pie, aunado a un motor eléctrico de 42 kW, es decir, que nos entrega 43 caballos y 125 Lb-pie de torque extra, logrando una potencia en conjunto de 139 caballos de fuerza, que son enviados al eje delantero gracias a una transmisión automática de doble embrague de seis relaciones.

La suspensión delantera es independiente McPherson, mientras que la trasera está a cargo de una multibrazo.

El tanque de combustible del Hyundai Ioniq es de 45 litros, por lo que con un aproximado de 1,100 pesos podremos llenar el depósito a su máxima capacidad.

En temas de seguridad incorpora cámara de reversa, sensores de estacionamiento acústicos, frenos ABS, control de estabilidad (ESC), asistente de arranque en pendientes, siete bolsas de aire (2 delanteras, 2 laterales, 2 cortina y 1 de rodillas para el conductor), así como sistema de anclaje ISOFIX.

La versión tope de gama ya cuenta con diversas asistencias al conductor dentro de las que destacan asistente de mantenimiento de carril, asistente de colisión frontal, control crucero inteligente, monitor de punto ciego y asistente de tráfico cruzado, además de una alerta que te indica que el vehículo de enfrente se encuentra en movimiento por si no te has percatado de esta acción.