• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La encargada de la Procuraduría Social, Patricia Ruiz Anchondo, en entrevista con La Razón. Foto: Eduardo Cabrera, La Razón

En la Ciudad de México hay cerca de 100 mil edificios; sin embargo, la Procuraduría Social local (Prosoc) sólo tiene registro de administradores en alrededor de tres mil (tres por ciento), pues sólo ellos recibieron la capacitación que marca la ley, informó la titular de esa dependencia, Patricia Ruiz Anchondo.

En entrevista con La Razón, la funcionaria atribuyó ese rezago a las empresas inmobiliarias que han desarrollado en los últimos años grandes torres de departamentos, pues advirtió que crean sus propias compañías para administrar lo que construyen, saltándose el requisito legal y provocando que no haya garantía de que éstas tengan realmente la capacidad de cumplir con sus funciones.

Te puede interesar: Matan a alumna del CETIS; ofrecen poner lupa al caso

En consecuencia, la procuradora advirtió que se abre la posibilidad de que los desarrolladores pueden utilizar a su conveniencia las áreas comunes sin que haya una instancia mediadora.

“Es un poco abusiva esta situación, porque se apoderan de las áreas comunes que ellos les ofrecen a sus condóminos como el plus de vivir en una torre; por ejemplo, hay unidades que son torres y tienen una específicamente para amenidades, donde tienen las albercas, los gimnasios, los centros de reuniones, de fiestas, todo eso en una sola torre. Ahí, la empresa que administra las torres es la misma empresa que construyó”, señaló.

“Nosotros vamos en esta administración porque exista la carrera universitaria de administradores de condominios; porque no se trata sólo de cobrar cuotas, sino también de tener conocimientos en mediación, administración y trabajo social, en psicología, derecho y en contabilidad”

Patricia Ruiz Anchondo

Titular de la Prosoc

Las consecuencias también se extienden a la posibilidad de que ocurran actividades ilícitas al interior de los inmuebles y que el administrador no permita que las autoridades tengan conocimiento para darle seguimiento.

“Llegan a presentarse casos de hasta actividades ilícitas, ha habido hasta crímenes perpetrados ahí, en esas torres de amenidades, ante las cámaras de la unidad, y no se detuvo al asesino. Hace poco mataron a una chica en una de esas torres de Polanco y la propia seguridad, que es administrada por la empresa que construyó, dejó salir al delincuente”, recordó.

Otro de los problemas en los que debería mediar la administración de los condominios y que no es posible si no cuentan con capacitación, es cuando las unidades habitacionales son acosadas por el capital inmobiliario, con el fin de expulsar a los habitantes y quedarse con un suelo “altísimamente rentable”.

Ese tipo de administradores, detalló Ruiz Anchondo, son irregulares, por lo que al recibir la denuncia correspondiente, la Prosoc interviene.

La funcionaria recordó que para registrarse como administradores, antes el único requisito era experiencia; sin embargo, actualmente deben contar con la capacitación y un certificado emitido por la  Prosoc, que avale que cuentan con las calificaciones necesarias; sin embargo, señaló que se perfila elevar este requisito a una formación universitaria.

“Estamos preocupados por dar una mejor capacitación, ahora nosotros hacemos el curso, examen y capacitación, pero nuestros esfuerzos están enfocados a hacer la carrera de administrador; es una labor compleja. Nosotros vamos en esta administración porque exista la carrera universitaria de administradores de condominios, porque no se trata sólo de cobrar cuotas, sino también de tener conocimientos en mediación, administración y trabajo social, en psicología, derecho y en contabilidad”, comentó.

La Procuraduría Social realiza cursos de capacitación para realizar las labores de administración de inmuebles; tras aprobar exámenes, los interesados reciben un certificado que los acredita.

En este camino de profesionalización, la Procuraduría ya ha estado en pláticas con las carreras de Derecho y Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde se han implementado diplomados con opción a titulación

Adicional a esto, la Prosoc tiene convenios con otras casas de estudios para hacer diplomados; sin embargo, consideró que no son suficientes para lograr la profesionalización de los administradores.

Compartir