Miércoles 20.01.2021 - 16:14

Delegación Cuauhtémoc pide refuerzos en combate al crimen

Delegación Cuauhtémoc pide refuerzos en combate al crimen
Por:

Luego de la balacera del pasado viernes en la plaza Garibaldi, que dejó al descubierto un nuevo episodio en las disputas por el territorio entre los grupos La Unión de Tepito de Roberto Moyado Esparza, El Betito, preso en un penal federal, y la fuerza Anti Unión, de Sergio Flores Concha, El Tortas, “es necesaria la intervención de los tres órdenes de gobierno: federal, de la Ciudad de México y alcaldía”, señaló en un posicionamiento frente a comerciantes de la Zona Centro, Rodolfo González Valderrama, delegado en Cuauhtémoc.

“Nosotros como delegación (ahora alcaldía) no tenemos la fuerza ni las facultades para intervenir en estos acontecimientos, pero sí en la prevención de estos delitos. Nosotros hemos recurrido desde el mes de marzo del año pasado a las instancias federales, no con el ánimo de confrontar ni de rebasar, se lo dijimos al doctor José Ramón Amieva y al ingeniero Raymundo Collins, sino de hacer nuestro papel de acuerdo a las atribuciones y competencias”, señaló en una mesa de trabajo.

“No pedimos la militarización de la demarcación, en lo absoluto, estamos pidiendo coordinación. Pedimos de la federación labor de inteligencia e intervenciones quirúrgicas sin hacer ningún disparo”, manifestó Rodolfo González.

Tuvieron que pasar varias mesas de trabajo con comerciantes y empresarios, para que autoridades de la demarcación aceptaran la inclusión de los trabajos de inteligencia de la federación.

Sin embargo, los hechos que desencadenaron la balacera del pasado viernes, corresponden a una cadena de ejecuciones en meses anteriores.

De acuerdo con lo comentado por el delegado a La Razón, la chelería en donde lugartenientes de La Unión abrieron fuego con armas 9 milímetros y R-15, había abierto apenas dos meses atrás como un comercio de bajo impacto, por lo que no se necesitó documentación ante las autoridades delegacionales.

Además, vecinos ya habían identificado ese punto como foco rojo en la comercialización de drogas, como mariguana, cocaína, cristal y heroína.

“Era una narcochelería. Vamos a revisar todos los comercios de ahí (Garibaldi), para saber cuáles están en regla y cuáles no para proceder a cerrarlos”, afirmó.

Según el testimonio recabado por este diario de una empleada a tres locales de donde se suscitaron los hechos, una de las mujeres agredidas “sí vendía (drogas) pero ella se quería salir ya”; además, los trabajos de gabinete constatan que jóvenes halcones fueron vistos desde las 14:00 horas  realizando rondines por la plaza, incluso a bordo de motonetas.

Hasta el momento, los trabajos periciales arrojan dos eventos que ocasionaron 13 personas heridas, seis de ellas muertas.