Conectados

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

El número de hispanos conectados a internet en Estados Unidos es casi el mismo que el total de mexicanos en línea. Alrededor de 30 millones de usuarios.

Pero si lo medimos como porcentaje de la población la cifra representa algo así como 60 por ciento del total de la comunidad latina contra apenas 30 por ciento de los mexicanos.

Una de las razones, quizá la más evidente, es que la accesibilidad en uno y otro países facilita la conectividad de uno y otro grupos. Es decir, resulta más fácil encontrar cómo y dónde conectarse en Estados Unidos que en México.

Es cierto, según la OCDE, México carece de la infraestructura y la estrategia adecuada para competir en la era digital. El país ocupa el lugar 112 en velocidad de descarga y el 132 en velocidad de carga o upload, no obstante se ubica entre los primeros cinco a nivel mundial en costos. Por ejemplo, tenemos la banda ancha más cara por megabit por segundo (Mbps) entre los 30 países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Para los hispanos el panorama es distinto. Viven en un país en el que la velocidad de conexión está entre las más altas del mundo y en el que el costo de navegación resulta mucho más accesible para el grueso de la población.

Pero la cosa va más allá de fierros y señales. Es algo cultural. De hecho, el crecimiento del número de hispanos en línea superó al de la población general en Estados Unidos en casi 50 por ciento el año pasado. 84 por ciento de los latinos cuenta con una conexión de banda ancha contra 79 por ciento del total de los estadounidenses en línea. De hecho, los hispanos utilizan 1.5 veces más las redes sociales que el resto de la población.

Tiene sentido, nos encanta estar conectados. Es parte fundamental de lo que somos y más cuando físicamente estamos lejos de nuestra tierra. Ver las fotos de la familia o los amigos en Facebook, hacer el comentario ocurrente o compartir en 140 caracteres de nuestras vivencias. Somos comunidad, la red social original y la experiencia sólo se agudiza en línea.

 La Caminera. No me asusta que los asambleístas del DF hayan recibido casi 200 mil pesos mensuales en prerrogativas durante 2010, la cifra por sí sola dice poco. Lo que habría que preguntar es si su capacidad, su trabajo y su productividad valen los 198 mil que recibieron cada mes. Yo estoy seguro de que no y eso es lo que escandaliza.

enrique.acevedo@3.80.3.65

Twitter:@enrique_acevedo