Jueves 13.08.2020 - 19:20

Cuentas claras

Arsenal, interesado en el Chicharito Hernández
Por:

El mercado accionario global inició la semana con ventas generalizadas, los inversionistas tomaron utilidades después de analizar que sus compras superaban la valoración de la reactivación de la economía; al tiempo que analistas destacaban un ritmo lento en la actividad productiva.

Pese a que Japón anunciara que su PIB creció por segundo mes consecutivo, la recuperación de la económica no es un hecho pues las exportaciones siguen siendo débiles y podrían disminuir cuando cesen las medidas de estímulo en otros países.

Los gobiernos han brindado las herramientas para que las empresas inviertan en capital productivo, esperando menores tasas de desempeño y mayores niveles de consumo, pero al momento parece que esto no ha sido suficiente. Si el consumo no se revitaliza cualquier impulso económico será débil.

Desde la semana antepasada se destacaba como necesario que la Bolsa Mexicana de Valores ajustara posiciones. Ayer, el Índice de Precios y Cotizaciones retrocedió 2% para ubicarse en las 27,299.58 unidades.

Cabe mencionar que los títulos de Cemex fueron los segundos más negociados de la sesión y subieron 2.53% a 14.26 pesos, tras anunciar que debe emitir al menos mil millones de dólares en nuevas acciones para junio de 2010, como parte de un acuerdo de reestructuración de su deuda, o verse sujeta a mayores costos por parte de sus acreedores.

Las correcciones en bolsa derivaron en una ganancia para el dólar 5.60 centavos, a una paridad de 12.95 pesos, mientras que la venta de dólares en ventanilla alcanzó los 13.18 pesos. Sin embargo, el mercado de divisas pude seguir en esta semana dentro de un rango de 12.90 a 13.10 pesos, apoyado en la decisión del banco central de mantener el mismo nivel la tasa de referencia.

El tono negativo de las acciones también hizo bajar el precio de los bonos y subir las tasas de rendimiento. Los bonos registraron una mayor demanda en la combinación de la apatía del mercado de renta variable y el reporte positivo de la actividad manufacturera de Nueva York de agosto, el primer mes de crecimiento desde abril de 2008.

 En la visión de Goldman Sachs. La recesión de Estados Unidos está llegando a su fin. Abby Joseph Cohen, estratega senior de inversión de la correduría estima que la economía estadounidense puede crecer 3% en los próximos dos trimestres y tener un desempeño positivo de 1.5% a 2% el año próximo.

Naturalmente, no se espera que el gasto del consumidor se incremente al mismo ritmo que la actividad de la economía, y por tanto las utilidades corporativas pueden ser débiles en el futuro.

El índice empezó a descender desde la semana pasada, después de cinco semanas consecutivas de ganancias, y por ahora se mantendrá dentro de un rango de 1,050 a 1,100 unidades. Por su parte, David Kostin, analistas del sector bursátil también de Goldman Sachs, estima que el índice cerrará el año en 1,060 puntos.

Pese a que el indicador líder en el mundo es el promedio industrial Dow Jones, el índice Standard and Poor’ es quien refleja con mayor exactitud el ambiente empresarial estadounidense, pues contiene sólo empresas de capital nacional, y ¡a 500 de ellas!. En lo sucesivo habrá que seguir con atención su desempeño.

irasema.andres@3.80.3.65

fdm