El adios del general Naranjo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Bibiana Belsasso

Poco después de que llegara a México tuve oportunidad de entrevistar al general Óscar Naranjo en el programa Todo Personal. Inteligente, con mucha presencia y muy seguro de su forma de ver las cosas, el que fue llamado el mejor policía del mundo, después de los éxitos que tuvo en su país, en Colombia, en la lucha contra el narcotráfico y las FARC, Naranjo nos dijo ese día que no apoyaba el surgimiento de las autodefensas que comenzaban a aparecer, tanto en Guerrero como en Michoacán, a principios del 2013.

Recordó también en esa entrevista los costos que había tenido en su país la aparición de autodefensas, que terminaron con muchos de los narcotraficantes y guerrilleros que secuestraban y extorsionaban sobre todo en el norte de Colombia, pero que se transformaron después, ellos mismos, en traficantes que terminaron siendo, a su vez, también desmantelados.

No sabemos cuál pudo haber sido el papel de Naranjo, que regresa ahora a Colombia para incorporarse al equipo de campaña para la reelección del presidente Juan Manuel Santos, en la asesoría al Presidente Peña. Siempre quedó en claro que Naranjo no iba a participar en ningún tema operativo y que su asesoría no pasaría de eso, de expresar sus opiniones sobre distintos temas que le preocuparan al propio Presidente Peña sobre la seguridad. Seguramente así fue. Incluso desde principios del año pasado, el general Naranjo prácticamente desapareció de los medios y no volvió a dar entrevistas. Hubo quienes dijeron que no era necesario que un militar extranjero interviniera en temas de seguridad y otras críticas realmente chovinistas. Pero lo cierto es que todo indica que Naranjo cumplió con su tarea.

Pero también se dijo que Naranjo podría estar detrás de una estrategia que habría hecho surgir las autodefensas. Es falso. Esos grupos surgieron por distintas razones, pero la enorme mayoría de ellas sin ninguna relación con el gobierno, mucho menos con el federal. Y Naranjo, además, es un hombre que, como nos dijo esa noche en Todo Personal, está en contra del crecimiento de ese tipo de grupos.

Lo que es verdad es que Naranjo no tuvo el protagonismo que algunos pensaban que tendría. No podía tenerlo, no era su papel ni ese tampoco era el objetivo de la suerte de refugio político y académico que tuvo en México. Lo que es verdad es que es y será una pieza importante en el futuro de Colombia y sin duda en la relación de ese país hermano con México.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @TodoPersonal