Sábado 11.07.2020 - 18:24

El ciberespionaje y la seguridad

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Héctor Badillo

En Madrid

Desde Italia el director de Hacking Team, David Vincenzetti, realizó una apasionada defensa de sus servicios después de que su sitio y la información de muchos de sus clientes, incluyendo a los mexicanos, fue sustraída de sus sistemas y dada a conocer a los medios de comunicación.

Hacking Team es la empresa que vendió a varias entidades del gobierno mexicano sistemas y software especializado en desencriptar correos electrónicos y otras comunicaciones bloqueadas en un intento por frenar los ataques cibernéticos.

El problemas es que los servicios de Hacking Team también pueden ser usados para realizar labores de espionaje, contraviniendo derechos humanos y legales de la población.

El episodio que, a principios de este verano, vulneró los sistemas y las bases de datos de Hacking Team demostró, paradójicamente, que el sistema de vigilancia legal que la pequeña empresa italiana ha proporcionado a sistemas policiacos de varios países del mundo y, durante más de una década, información para el trabajo de prevención e investigación de la delincuencia y el terrorismo es poco eficiente.

Hacking Team reportó entonces que, debido a la creciente actividad de cifrado de los datos transmitidos a través de dispositivos móviles e Internet, su trabajo nunca había sido tan intenso ni había recibo tantas críticas. Es cierto que países como China o Corea del Norte han sido señalados por el gobierno de Estados Unidos a través del Departamento de Justicia por desarrollar de manera consistente ataques cibernéticos dirigidos a vulnerar las estructuras financieras y comerciales de empresas de países con los que enfrentan diferencias comerciales, empresariales y hasta ideológicas.

Se trata de una nueva Guerra Fría, según algunos analistas. Pero también grupos de la sociedad civil han encontrado en los ataques cibernéticos una nueva forma de reivindicar sus causas sociales vulnerando los sistemas informáticos de entidades gubernamentales. Demostrar la indefensión de los sitios de Internet de un gobierno se ha transformado en un mensaje de protesta. Algo así como organizar una marcha pero en el ciberespacio.

Éste es el mercado de Hacking Team, en el que sus consultores aseguran que hoy Internet es un puerto seguro no sólo para los criminales como los que atacaron a Hacking Team, sino también para los terroristas, traficantes sexuales, asesinos, narcotraficantes y otros malhechores.

Y sobre sus servicios asegura: “ninguna otra compañía jamás ha producido una capacidad de vigilancia legal tan amplia, tan fácil de usar o tan potente”. En México este sistema se vendió bajo la clasificación de “Da Vinci”. Este sistema, precisa Hacking Team, se ha vendido exclusivamente a agencias de gobierno. Además, ahora la exportación del sistema es controlada por el gobierno italiano en el marco del Acuerdo de Wassenaar.

En Italia, Hacker Team espera que dé resultado la investigación de la policía de ese país en torno al ataque, mientras insiste en que su tecnología siempre se ha vendido de manera legal y que cuando no ha sido posible garantizarlo ha terminado relaciones con clientes como Sudán, Etiopía y Rusia. Habrá que esperar si México seguirá en su lista de clientes.

Email: h_miguel_@hotmail.com

Twitter: @Hector_Badillo