El diputado de Morena embargado por el Tesoro

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • bibiana_belsasso

La información dada a conocer por la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC), respecto a los presuntos socios del narcotraficante Raúl Flores Hernández, señala a una empresa que tiene vínculos con el diputado de Morena Carlos Lomelí Bolaños.

Según documentos del Registro Público de Comercio de la ciudad de Guadalajara, el diputado es socio de la compañía Servicios Educativos y de Negocios SA de RL de CV, la cual fue señalada por la OFAC de tener nexos con Flores Hernández. Nuevamente Andrés Manuel López Obrador tendrá que enfrentar un tema más de corrupción en su partido, esos que tanto critica.

El líder de Morena tacha de corruptos, se tengan pruebas o no, a todos aquellos que no sean sus incondicionales. Ha sido lema de campaña de los últimos 18 años del tabasqueño. El problema es que no paran de salir a la luz pública actos de corrupción de personajes muy cercanos al candidato presidencial.

Recordemos el tuit que publicó el pasado 14 de septiembre de 2016, cuando reiteró sus críticas contra los funcionarios egresados del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) que han manejado la economía de México en los dos últimos sexenios, acusándolos de “corruptos e hipócritas”.

El morenista publicó un video en el cual señaló que en el ITAM hay rarísimas excepciones, pero que “por lo general, son malos técnicos que se creen científicos y, además —eso es lo más lamentable y reprobable—, son corruptos”.

Critica a los egresados del ITAM cuando algunos de sus funcionarios más cercanos en áreas financieras estudiaron en esa prestigiada universidad.

Pero además se han ventilado muchos casos de corrupción de sus más allegados.

Está el caso de Martí Batres, quien es presidente del partido en la CDMX y busca la candidatura por la Jefatura de Gobierno. Él fue señalado por el escándalo de la leche contaminada Bety, en febrero de 1999; y su exesposa lo demandó por la pensión alimenticia en junio de 2015.

También está el coordinador de su partido en la ALDF, César Cravioto, implicado en el caso Casitas del Sur. Al cobijo de Batres y de Julio Pérez Guzmán, los funcionarios morenistas fueron los responsables de la entrega de 150 mil pesos al albergue en 2007 y 2008, sin hacer la supervisión respectiva, a pesar de que ya había quejas por la entrega irregular en adopción de los niños que tenían a resguardo en ese lugar.

Cómo pasar por alto los casos de Claudia Sheinbaum y Carlos Ímaz, inmersos en los videoescándalos de 2005.

No nos podemos olvidar de los videoescándalos, con René Bejarano y Carlos Ímaz recibiendo fajos de dinero del empresario Carlos Ahumada, que ellos mismos declararon haber entregado a gente de la campaña de López Obrador.

También está el exdelegado en Gustavo A. Madero, Francisco Chíguil, corresponsable de la muerte de 12 personas en el News Divine; la exjefa delegacional en Iztapalapa, Clara Brugada, célebre por el escándalo de Juanito y hasta el artífice de la caída del sistema en las elecciones de 1988, Manuel Bartlett.

Recientemente se anunció que Lino Korrodi también se integraría a su equipo de campaña. Korrodi fue acusado de malos manejos financieros en Los Amigos de Fox.

Un caso más es el del delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, quien se sabe está vinculado con el crimen organizado en su demarcación.

Otro cercano a López Obrador, quien al no haber obtenido fuero en la Cámara de Diputados tuvo que exiliarse en Francia debido al desfalco de la Línea 12 del Metro, es Marcelo Ebrard. En la campaña del 2012, AMLO anunció que Ebrard sería su secretario de Gobernación.

Está el tristemente célebre caso de Eva Cadena, excandidata a la alcaldía de Las Choapas, Veracruz, y diputada por Morena, a quien todos vimos en video recibiendo fajos de billetes, al mismo tiempo que se escuchaba en la grabación que el dinero era para la campaña de Morena; después ella misma declaró que ese dinero efectivamente era para López Obrador.

El propio padre Alejandro Solalinde, quien siempre ha tenido una buena relación con AMLO, declaró el 26 de abril pasado que sabía de los manejos turbios en el partido morenista: “Tengo nombres de representantes en Veracruz y Oaxaca, y en su momento los diré por la honestidad a Andrés Manuel López Obrador, porque tienen que ser acusados”.

Son muchas las explicaciones que nos debe dar AMLO. Es fácil criticar la corrupción, pero teniendo la oportunidad de sancionar actos ilícitos, por qué no ha empezado con los suyos, dando el ejemplo.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter:@bibianabelsasso