Falta autoridad en la UNAM para enfrentar a “porros”

LOS BAZUCAZOS DE UBALDO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Las demostraciones estudiantiles en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en rechazo a los “porros” y a la violencia deben verse mucho más allá de la actual coyuntura. Son el síntoma de años de abandono e indolencia, al privilegiar la “estabilidad política” de la institución; el rectorado de Enrique Graue sigue con las mismas estrategias desde la recuperación de la institución por la huelga de 1999-2000, pero esto no ha evitado que en el campus crezca la inseguridad, la violencia, el narcomenudeo y los porros.

La marcha del 5 de septiembre confirma el hartazgo de la comunidad y la limitada respuesta de las autoridades. Las demostraciones estudiantiles en la UNAM, en rechazo a esos delincuentes y la violencia deben verse mucho más allá de la actual coyuntura.

Son el síntoma de años de abandono e indolencia, al privilegiar la “estabilidad política” de la institución; el rectorado de Enrique Graue sigue con las mismas estrategias desde la recuperación de la institución por la huelga de 1999-2000, pero esto no ha evitado que en el campus crezca la inseguridad, la violencia, el narcomenudeo.

Ante la falta de firmeza de la Rectoría, ha sido el ingrediente para fomentar que vividores delincuentes, llamados porros mantengan el control universitario.

Son grupos de poder que en los últimos años han crecido a la sombra de la protección de la propia autoridad. Los hechos de la agresión dirigida de porros contra estudiantes que se manifestaban en plena Ciudad Universitaria, es un claro ejemplo de la impunidad que gozan. No es un hecho aislado, es un grave problema que levantó ámpula que incluso llegó al Senado de la República y la Cámara de Diputados.

+++

Nos comentan en el blanquiazul que dentro de una amplia operación para recomponer las relaciones internas que están muy deterioradas, la Comisión de Orden y Justicia del PAN podría revertir la expulsión de los calderonistas Ernesto Cordero y Jorge Lavalle, así como de la exdiputada federal Eufrosina Cruz.

Días antes de festejar su 79 aniversario, el PAN trabaja en la “operación cicatriz” en la cual podría incluir el perdón y olvido, además revertir las expulsiones. Ello tras la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que dio la orden de reponer el proceso, además de que fuentes del partido, indicaron que hay pláticas entre distintos liderazgos a fin de tener un candidato de unidad para la presidencia nacional de esa fuerza política.

Héctor Larios, quien busca la dirigencia del partido, reveló que cercanos a él y al panista Marko Cortés, del grupo de Ricardo Anaya, están en pláticas para que haya un candidato de unidad, buscando además un acercamiento con Manuel Gómez Morín, quien también aspira a la conducción del partido y está respaldado por el exdirigente Gustavo Madero y Javier Corral, gobernador de Chihuahua.

+++

El que suena para ser el próximo titular de la Cofepris es el exdiputado local en la ALDF, Xiuh Tenorio. Cuentan los que saben que el acercamiento con el equipo de AMLO lo logró al presumir sus logros como el impulsor más ávido del impuesto a los refrescos y la prohibición a fumar en espacios cerrados. Nos aseguran que, con esas cartas credenciales, sumadas a la recomendación de la próxima gobernante de la CDMX, Claudia Sheinbaum, Tenorio tiene un pie y medio adentro de la máxima autoridad sanitaria del país.

+++

El oaxaqueño secretario de Sedesol, Eviel Pérez Magaña sintetizo en un encuentro de intercambio con organismos internacionales, que México en estos seis años dejará un legado en materia política social con la creación de programas que impulsan el esfuerzo de la gente, la expansión de otros y el rediseño de algunos como PROSPERA.

En ese intercambio de aportaciones en el terreno mundial y que México ha recibido, bueno el titular de Sedesol también expreso que nuestro país ha hechos aportaciones importantes al mundo, sobre todo orientados esos programas a combatir la pobreza sin recurrir a esquemas asistencialistas

Compartir