Lunes 28.09.2020 - 13:40

La economía inicia 2012 con buen ritmo

La economía inicia 2012 con buen ritmo
Por:

Arturo Vieyra

La semana pasada el INEGI dio a conocer los resultados del crecimiento económico del primer trimestre de este año. El PIB mostró un aumento anual de 4.6%, que además de ser el mayor avance anual en los últimos seis trimestres, cifras desestacionalizadas muestran un proceso de aceleración de la actividad económica, ya que se incrementó en el primer trimestre 1.3% respecto al cuarto trimestre del año anterior.

En una perspectiva de corto plazo, estas cifras lucen muy positivas. Atenuaron los temores sobre una abrupta desaceleración del crecimiento económico en México, e incluso, alientan una perspectiva económica más favorable para todo el 2012.

En este sentido llamó la atención que el Banco de México en su más reciente informe trimestral de inflación incrementó su pronóstico de avance del PIB para este año a un rango de 3.25-4.25% desde el 3.00-4.00% del informe anterior. Para el 2013, el banco central confirmó un rango de 3.00-4.00 por ciento.

Un elemento favorable adicional fue el hecho de que el crecimiento económico ahora se muestra más equilibrado entre demanda interna y externa, a diferencia de años anteriores, cuando el avance económico fue comandado básicamente por las exportaciones, ahora parece que la demanda interna juega un papel de mayor relevancia.

En este sentido, el PIB mostró un desempeño positivo en los tres grandes sectores de la economía, pero sobre todo en los servicios, avanzó 5.0% anual y aportó dos terceras partes al crecimiento económico del primer trimestre. Asimismo, la industria de la construcción también mejora su dinamismo al incrementarse 5.1% anual. El avance más acelerado de los servicios y la construcción sugiere que el consumo privado y la inversión están mejorando su desempeño. En paralelo la demanda externa sigue proporcionando un buen apoyo al crecimiento, particularmente reflejado en el vigoroso aumento de la producción manufacturera de 6.5%, que incorpora la dinámica de sus exportaciones (9.1% en el primer trimestre).

Suponiendo que la perspectiva oficial señalada por el Banco de México de un incremento del PIB de 4.0% es correcta, la cifra supone una desaceleración moderada en lo que resta del año y provocada por el menor dinamismo de la demanda externa. Aún así, este año se presentará un saldo favorable en términos de crecimiento económico. Incluso, el avance de la economía en periodo 2010-2012 posterior a la reciente crisis global, alcanzaría una tasa promedio anual de 4.5 por ciento.

No cabe duda de que se trata de un buen resultado si se contrasta con el avance promedio de 2.7% de los últimos 25 años. No obstante, gran problema no sólo radica en cómo mantener la dinámica económica, sino como acelerarla aún más, para poder satisfacer las necesidades de empleo. Ello en un entorno externo cada vez más amenazante frente a la crisis europea y su posible impacto en los Estados Unidos, y por tanto en México. Estamos frente a un reto de grandes proporciones.

avieyra@banamex.com