Sábado 11.07.2020 - 12:41

La mesura de AMLO y Batres

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Raymundo Sánchez

Prudencia —aunque sorprenda—, han mostrado AMLO y sus ministros de culto en el caso del multihomicidio de la Narvarte, para decepción de aquel sector de activistas y opinadores que, a falta de pruebas, quisieran que liderara el linchamiento mediático contra el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, a quien en juicio sumario atribuyeron el asesinato del fotógrafo Rubén Espinosa.

El dueño de Morena sólo lanzó un tuit el pasado 5 de agosto en el que expresó: “Mi pésame a familiares y amigos de Rubén Espinosa y las cuatro mujeres asesinadas arteramente. Que se investigue a fondo y se haga justicia”. Nada de descalificaciones ni juicios apresurados y, mucho menos, ese desprecio a las mujeres víctimas del crimen exhibido por ciertos “luchadores sociales”.

Ese mismo día el dirigente de su partido, Martí Batres, posteó una foto con la leyenda: “Hoy acudí con mi familia a dejar una veladora para cada unx de lxs cinco asesinadxs en Narvarte. #JusticiaParaLxs5”. Loable que no centre su exigencia de justicia para una sola víctima, sino para las cinco. Porque, por mucha rivalidad con otros partidos y gobiernos, él y AMLO se están ateniendo al rigor de las evidencias.

 

Tunda para Javier Corral será lo que recibirá en la elección para dirigente del PAN, a realizarse el próximo 16 de agosto. De acuerdo con una encuesta de la consultora Varela y Asociados, Ricardo Anaya lo derrotará con una diferencia de cinco a uno. Los datos son brutales para el chihuahuense: 62 por ciento de los panistas consultados votarán por el niño maravilla azul, y sólo 13 por ciento por él. Por si fuera poco, en casi todas las variables pierde Corral: 64 por ciento considera que Anaya será más cercano a la militancia; 62 por ciento, que éste representa mejor los ideales panistas; 61 por ciento, que garantiza el cambio; 60 por ciento, que podría regresar al PAN a la Presidencia; 57 por ciento, que combatiría mejor la corrupción en el partido; y 60 por ciento, que ganó el debate.

Sólo en el apartado de quién atacó más en el debate del pasado 31 de agosto, el senador ganó con 41 por ciento, lo cual no es precisamente una ventaja positiva. Por eso su escudero José Luis Luege ya pregona que si gana Anaya, como ocurrirá, desconocerán e impugnarán los resultados. En una de ésas, igual se les ocurre poner un campamento en avenida Coyoacán esquina con Eje 8 Sur.

 

La vacilada fue de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Ahora resulta que ya tienen su copia pirata del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, en el que van a meter a todos los destituidos del Instituto original por cobrar sin trabajar.

No dicen de dónde van a salir los recursos para pagarles y, por lo que se ve, los funcionarios que metan ahí, pronto deberán dejar esa imitación de IEEPO y regresar a las aulas para seguir cobrando sus salarios.

raymundo.sanchez@3.80.3.65

Twitter: @r_sanchezp