Los negocios de los narcos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Bibiana Belsasso

La PGR incautó el Hotelito Desconocido, un complejo turístico de superlujo que se encuentra en el poblado La Cruz de Loreto, en Jalisco. Es uno de los tantos negocios que tiene la organización de Los Cuinis, brazo financiero del Cártel Jalisco Nueva Generación, para lavar dinero, y está en la lista que elaboró el Departamento del Tesoro de Estados Unidos de empresas ligadas al narco.

La semana pasada Estados Unidos ubicó y sancionó como narcotraficantes a Jeniffer Beaney Camacho Cázares, Diana María y Silvia Romina Sánchez Carlón, María Elena Márquez Gallegos, Wendy Dalaithy Amaral Arévalo y Fernando Torres González y 15 empresas presuntamente vinculadas al Cártel de Los Cuinis.

Entre las 15 empresas señaladas está el Hotelito Desconocido en Tomatlán, al igual que las empresas inmobiliarias Ahome Real Estate y Bric Inmobiliaria, y el centro comercial Plaza Los Tules, todas con sede en Jalisco y el Xaman Ha Center, en Playa del Carmen, Quintana Roo.

Los Cuinis son de los narcotraficantes más ricos del mundo, porque son quienes venden más cocaína y metanfetaminas en Europa y las autoridades europeas no han logrado confiscarles casi nada de dinero ni de droga.

Los narcotraficantes necesitan negocios para poder limpiar el dinero. Que utilicen negocios “limpios” para poder lavar su dinero no es nada extraño. Tan sólo desde el 2000 a la fecha, el Departamento del Tesoro estadounidense ha identificado 1,700 empresas vinculadas con el narcotráfico.

En septiembre del 2014 se detectó una red de lavado de dinero del Cártel de Sinaloa que operaba en Los Ángeles, California, en el negocio de ropa. Cerca de mil agentes federales y policías de Estados Unidos realizaron un operativo que se llamó Fashion Police en 70 puntos del distrito de la moda en Los Ángeles, California. En ese operativo fueron incautados 65 millones de dólares en efectivo y cuentas bancarias.

Uno de los que operaban este negocio era el ex delegado de la Secretaría de Desarrollo Social Luis Ignacio Muñoz Orozco. Parte de la ropa se vendía en México en un negocio establecido en Sinaloa llamado María Ferré, propiedad de Muñoz y ulizando esta pantalla se hacían las transferencias bancarias.

En octubre del 2014 se supo el caso de la comercializadora estadounidense Baja Distributors Inc., que estaba registrada como una importadora de botanas mexicanas, como papas fritas con chile y limón. Sin embargo, para ser una empresa que registró 12 millones de dólares en ventas anuales, sus oficinas eran extrañamente tranquilas. No había letreros en el exterior. Su pequeño almacén estaba casi vacío. Nadie respondía los teléfonos. ¿La razón según las autoridades?: el negocio estaba lavando dinero de los narcotraficantes mexicanos.

En tro caso, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos identificó entre 2005 y 2014 a 19 gasolineras relacionadas con el crimen organizado. De acuerdo con el gobierno estadounidense, estos locales sirven como una fachada para el lavado de dinero por parte del Cártel de Sinaloa.

El año pasado a Los Caballeros Templarios también les fueron decomisados establos, bodegas, hoteles, restaurantes, fincas, gasolineras, bares y departamentos, con los que llegaron a amasar una fortuna de más de mil 500 millones de pesos en bienes inmuebles.

En noviembre del 2012 se dio a conocer que el Cártel de Sinaloa invirtió en bares, negocios de andamios y canchas de futbol rápido, a través de empresas legalmente constituidas que pagaban impuestos a la Secretaría de Hacienda.

Y vayámonos más atrás: si usted, lector, tiene más de 40 años, y vive o ha estado en la Ciudad de México, seguro se acuerda de un gran centro de espectáculos, Premier, en donde se presentaron innumerables artistas.

Durante años estuvo abandonado. Esa propiedad era de un narcotraficante llamado Rafael Aguilar Guajardo, quien había sido socio de Amado Carrillo.

Amado Carrillo mandó matar a Aguilar Guajardo en Cancún y ahí quedaron varias propiedades que Carrillo Fuentes quería recuperar. Las autoridades dicen que en esa disputa el conductor de televisión Paco Stanley no quiso regresar el manejo del Premier y por eso fue asesinado.

Son cientos, miles, de negocios que son operados con dinero de procedencia ilícita, éstos son sólo unos casos, y mientras haya dinero del narcotráfico circulando seguirán existiendo estos negocios.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso