Revelan carta con el último deseo de Diego Rivera antes de morir

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • adriana_gochez

Dos años antes de su muerte Diego Rivera, en una carta, expresó a sus hijas que como última voluntad quería que sus cenizas se mezclaran con las de Frida Kahlo, un deseo que no se cumplió porque fue enterrado en la Rotonda de los Hombres Ilustres; y una misiva en la que Bertrand Russell ofrece al muralista su apoyo para unirse a la protesta en contra de las pruebas de bombas termonucleares, es parte de lo que se revela en la exposición Correspondencias… Archivos y fondo del Cenidiap.

Se trata de 213 legajos poco conocidos e inéditos —entre cartas personales, manuscritos, documentos oficiales, audios, cortometrajes y fotos— que ahora regresan al Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, para “darle vida” a este inmueble donde los artistas crearon algunas de sus obras más importantes. Un acervo proveniente del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap).

En el estudio donde el autor de El hombre en la máquina del tiempo, recibía a periodistas, intelectuales y artistas, puede escucharse el audio de la entrevista que ofreció el 27 de mayo de 1955 a la editora Caedmon Publishers de Nueva York. Un monólogo de una hora en el que expone su postura estética y política a partir de una pregunta que le hace su hija Ruth sobre el papel social del artista.

“El papel del artista en la sociedad, biológicamente, es un papel de nutridor, de proporcionador de alimento; así como el campesino proporciona alimento para el aparato digestivo, y lo proporciona el ganadero, y lo proporciona el agricultor; el artista proporciona alimento para el sistema nervioso”, puede escucharse en la voz del muralista, mientras se aprecian las siete fotografías en las que se le ve pintando a Silvia Pinal, a Nieves Orozco y a Pita Amor, en su estudio.

“Con esta exposición ahora Diego Rivera regresa en imagen, palabra e ideas, así como muchos artistas ligados a él”, destacó Luis Rius Caso, director del Museo Casa Estudio Diego Rivera, ayer, en conferencia de prensa.

Tal es el caso de los recados y telegramas —incluidos en la muestra— que el guanajuatense destinó a María Félix y Dolores del Río; la esquela oficial por la muerte de Frida en la que tacha las referencias religiosas para agregar un texto personal; o una foto fechada en 1980, que incluye un mensaje de la autora de Autorretrato con mono: “Mi Dieguito a la edad de cuatro años (en Guanajuato)… Qué manitas! Y qué ojos tan inteligentes!”.

Otro documento que destaca es un recado de Frida a Diego, en el que le escribe: “Dieguito: En mi baño están todas tus cosas. Báñese y arréglese ahí. Frida”. Además de una carta poder en la que él autoriza a la pintora “sacar de mi casa los objetos que juzgue necesario y depositarlos en donde le parezca más conveniente”.

Puede observarse la reproducción del mural Pesadilla de guerra, sueño de paz (1952), una obra hasta ahora extraviada, que Rivera realizó por encargo del Instituto Nacional de Bellas Artes, pero que por la escena donde se ve a Stalin y Mao, pidiendo a las grandes potencias firmar la paz, fue censurada.

Correspondencias… Archivos y fondo del Cenidiap, que se inaugura el próximo viernes a las 19:30 horas, también incluirá actividades paralelas.

click para ver gráfico