Martes 19.01.2021 - 05:43

Jefes de Jefes

Jefes de Jefes
Por:

La Temporada 100 de la NFL llegó a su fin con el triunfo por 31-20 de los Jefes de Kansas City sobre los 49ers de San Francisco, en el Super Bowl LIV, en el Hard Rock Stadium de los Dolphins de Miami. La sequía de 50 años quedó en el pasado, pues desde el Super Bowl IV, los de Arrowhead no conseguían levantar el trofeo de campeón.

La leyenda de Patrick Mahomes continúa creciendo a sus 24 años y 138 días, pues además de todos los récords que destrozó a lo largo de la campaña, ahora se convirtió en el segundo quarterback más joven de la historia en levantar un Vince Lombardi y el más mozo que consigue 10 pases de anotación en unos Playoffs.

Desde el primer cuarto se hizo presente la ofensiva de los Jefes, quienes pese a empezar abajo en el marcador, tras un gol de campo del pateador Robbie Gould, lograron sobreponerse de la mano del MVP de la Temporada 2018, Patrick Mahomes, quien colaboró con un acarreo de una yarda hasta la zona de anotación.

El segundo episodio comenzó bien para el equipo de Kansas, pues aumentaron su ventaja, tras un gol de campo de su pateador, Harrison Butker; sin embargo, la ofensiva de los 49ers se encendió y consiguió un touchdown, tras un pase de Jimmy G que terminaría recibiendo Kyle Juszczyk para emparejar el marcador 10-10.

Para la tercera parte, las cosas no funcionaron para los de Arrowhead, pues los de la Bahía consiguieron otro gol de campo al inicio del cuarto, mientras que, en la siguiente posesión de Kansas, Mahomes fue interceptado por Fred Warner, que a la postre derivó en otros 7 puntos tras la anotación de Raheem Mostert y el punto extra de Robbie Gould.

En el último cuarto lo que parecía impensable se logró: los Chiefs y Patrick Mahomes lograron la remontada con tres anotaciones, para imponerse en el marcador y conseguir el segundo título de la NFL en su historia.

Primero, Mahomes encontró a Travis Kelce en la zona de anotación, para que los aficionados de los Jefes soñaran con la remontada, que se haría real luego de que Damien Williams firmara una de las noches más importantes de su carrera, con dos anotaciones; primero con una recepción de 5 yardas y luego con un acarreo de 38 yardas.

Éste es el primer cetro de NFL en la carrera de dos décadas de Andy Reid, el entrenador en jefe de los Chiefs.

Reid, con 61 años, recibió un anillo del Super Bowl con los Packers de 1996, entonces a cargo de los tight ends y llevaba buscando uno como máximo estratega desde que fue contratado por Filadelfia en 1999. Los Eagles perdieron en su única participación en el partido cumbre de la NFL tras la temporada de 2004.

Por otro lado, los 49ers continúan con su mala racha de 25 años sin título y se mantienen con cinco campeonatos, a uno de los Steelers y los Patriotas como los máximos ganadores del Súper Tazón.

Los Jefes supieron sobreponerse a las adversidades y pese a dos intercepciones a Mahomes lograron sacar el partido y consiguieron su tercera remontada en partidos de esta postemporada.

Desde que visitaron el Estadio Azteca para el partido de la NFL en México, donde vencieron a los Chargers en uno de los juegos más emocionantes que se han disputado en tierras aztecas, los Jefes no han conocido la derrota.

Al terminar el partido, el quarterback campeón y MVP de este partido, Patrick Mahomes, mencionó que le dedicaba este partido a la ciudad de Kansas, a sus compañeros y a su entrenador, Andy Reid.

“Hicimos un gran partido, estoy muy emocionado. Este triunfo es para la gente en Kansas, mis compañeros y al coach Reid, uno de los mejores entrenadores en la Liga”, aseguró el mariscal de campo de 24 años de edad.

“Nunca perdimos la fe”, dijo el quarterback. “Eso fue lo más importante. Todos en este equipo, nadie bajó la cabeza. Creíamos en nosotros. Es lo que he estado pregonando todo el año”, agregó Mahomes.

Esta fue la edición número 11 de un Super Bowl en Miami, y la primera en los últimos 10 años para acabar la temporada 100, que marca el inicio de una nueva era.

Mahomes, el más joven en ganar un MVP del SB

Patrick Mahomes, mariscal de campo de los Jefes de Kansas City, ganó el premio Pete Rozelle, que se le otorga al Jugador Más Valioso del Súper Tazón, por su destacada actuación en la quincuagésima cuarta edición del Gran Juego de la NFL.

En su primera aparición en el Súper Domingo, el mariscal de campo completó 26 de los 42 pases que intentó para 286 yardas, lanzó para dos touchdowns y fue interceptado en dos ocasiones. Aunado a esto, acarreó el balón nueve veces para 29 yardas, una anotación y tuvo dos balones sueltos.

[caption id="attachment_1096531" align="alignright" width="200"] Patrick Mahomes. Foto: AP[/caption]

Mahomes es el primer jugador menor de 25 años en ganar dicho galardón. Además, es el segundo jugador de Kansas City en adjudicarse el MVP; el primero fue Len Dawson en el Super Bowl IV.

Con 24 años y 138 días se convirtió en el segundo mariscal de campo más joven en ganar el Super Tazón, luego de que Ben Roethlisberger, de los Acereros de Pittsburgh, ganara  la edición XL, con 23 años y 320 días. Al finalizar el partido dedicó el triunfo al coach Reid.

Te puede interesar:

https://www.razon.com.mx/deportes/shakira-y-jlo-llenan-de-poder-latino-el-gran-juego/

https://www.razon.com.mx/deportes/a-segundos-del-final-cruz-azul-deja-ir-el-triunfo-ante-toluca/