La albiceleste, letal y perfecta

Segob recibe a padres de jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca
Por:
  • larazon

Por Mauricio Alvarado

mauricio.alvarado.razon@gmail.com

La albiceleste no se complicó en su último partido y con sólo cuatro de sus titulares consiguió su tercer triunfo al vencer 1-0 a Grecia, para quedarse con el liderato del grupo B y clasificarse a los octavos de final, en los que enfrentará a México.

El cuadro alternativo que saltó a la cancha del Peter Mokaba fue suficiente para borrar a los helénicos; los sudamericanos fueron los que propusieron y generaron las jugadas de mayor peligro.

La más clara de Grecia fue desaprovechada. Al minuto 48, tras un grave error de Demichelis, permitió que Giorgios Samaras se incorporara al área, pero en el mano a mano contra Romero cruzó demasiado su disparo, el error costó muy caro a los europeos.

Tras la falla, Argentina retomó el control y de a poco fue hostigando a su rival hasta que cayó el gol. En tiro de esquina Ángel Di María cobró desde la punta izquierda, Demichelis cabeceó, pero Diego Milito le tapó, el rebote le quedó al propio zaguero y con potente disparo marcó al minuto 77; la euforia de Maradona festejando como un infante era el reflejo del poderío albiceleste. Lionel Messi, a pesar de que lució y fue un demonio driblando a los griegos, al parecer está en un pleito casado con la portería; la Pulga ha sido uno de los referentes pamperos y ayer volvió a reventar el poste izquierdo.

El veterano Martín Palermo se encargó de sellar el triunfo. Lio Messi disparó en los linderos del área, pero el arquero Alexandros Tzorvas le arrebató la gloria y el rebote quedó a merced de Palermo quien se estrenó como goleador mundialista.

La Argentina está en octavos; culminó la primera ronda con un paso perfecto; el futbol que despliega cada vez convence más y es seria aspirante al título; un viejo conocido, México, deseoso de revancha ya espera.

En tanto el equipo de Corea del Sur consiguió de manera agónica su calificación a la siguiente fase. Empató a dos con Nigeria y se medirán a Uruguay en la siguiente fase; el defensa Lee Jung Soo y el atacante Park Chu Young se encargaron de ser los héroes para los asiáticos.