Ruta errónea casi deja a México sin medalla

Ruta errónea casi deja a México sin medalla
Por:

A los 14 años de edad, lo más seguro es que no pase por tu mente ser medallista olímpico y mucho menos, dejar tu vida para enfocarte en el deporte; pero eso para María Teresa Ramírez Gómez no fue pretexto para representar a México en los Juegos Olímpicos del 68.

Maritere sabía que enfocarse en la disciplina de la natación en ese momento la iba a privar de muchas cosas que los jóvenes viven a su edad; pero sin importarle, y con el apoyo de su familia, decidió enfocarse en los JO.

“La verdad sí era muy difícil compaginar los entrenamientos y las clases, pero poco a poco se fueron dando la oportunidades. A esa edad y en ese momento sólo quería competir, jamás pensé que iba a ganar una medalla, yo me daba por bien servida en participar”, dijo.

La exnadadora de fondo también recordó cuando se perdió antes de que iniciara una de las competencias, pues los nervios la envolvieron, si darse cuenta de la ruta que iba a tomar para llegar a la Alberca Olímpica y tomó un camión que le daría un recorrido muy distinto.

“Algo muy chistoso que me pasó cuando estaba en la Villa Olímpica, es que veo un camión que dice Alberca Olímpica y se me hacía raro que no hubiera ningún entrenador, ni compañeros de natación; pero aun así, yo me subí, pero después de un buen rato, escucho que una señora dice que ya casi empiezan las finales y pues en ese momento me di cuenta que ya iba tarde y no sabía dónde estaba y me empecé a poner muy nerviosa. Finalmente llego, me ve Ronald Johnson y lo único que me dice es “apúrate” y al finalizar la competencia le dice a mis papás que se hagan cargo de mí y ellos me lleven y recojan para que no volviera a pasar algo así. Después de todo, pues ya me da risa”.

A 50 años de su presea de bronce, Ramírez Gómez lo recuerda como si hubiera sido ayer, pues asegura que lo que menos tenía en la mente era estar en el podio; pero eso no le quitaba su seguridad.

“ Aún está en mi memoria cómo se veía la Avenida División del Norte; la gente estaba muy tranquila y yo no podía con los nervios, iba en el carro con mis papás y la gente que entraba a la Alberca Olímpica lo hacía con la bandera, gritando ‘¡México, México!’. Pero bueno… ya cuando salimos, trato de meterme en todo lo que me habían aconsejado, pero los gritos eran impresionantes. Nos tiramos a la alberca y ahí iba a toda velocidad; me

[caption id="attachment_816164" align="alignleft" width="199"] María Teresa, al momento de recibir su medalla de bronce el 24 de octubre de 1968.[/caption]

dolía mucho el estómago y por ocasiones no me sentía tan fuerte, pero en los últimos 20 metros yo empiezo a tomar más aire y nadaba lo más fuerte que podía y yo sentí que había tocado antes y se tardó en aparecer el resultado en la pizarra, y esos segundos fueron interminables, y por fin sale mi nombre y todos en la Alberca Olímpica eran felices, gritaban, se abrazaban”, sentenció.

Por último, Maritere reconoció que al paso de los años, el deporte mexicano supo aprovechar su buen trabajo en aquellos Juegos Olímpicos, pues las federaciones, en muchas ocasiones, no saben tratar a sus atletas y por lo regular se apoya más a unas que a otras dejando a un lado el talento.

Teresa Ramírez participó en otra justa veraniega; fue cuatro años después, en Munich 72, pero no consiguió ninguna medalla.

México 68 y 16 días llenos de recuerdos

los festejos por los 50 años de los Juegos Olímpicos de 1968 no podían ser lo mismo sin una serie que recordara todas esas anécdotas, y Alejandro Reyes productor de Juegos Olímpicos de México 68 Memorias Imborrables quiso plasmarlo en 16 días con diferentes anécdotas.

“No sólo queremos narrar las 16 jornadas, queríamos acompañarlo de la mayor cantidad de voces que contaran sus vivencias”.

México tuvo la delegación más grande y ganadora en la historia de JO, aunque para Reyes, el deporte en el país ha quedado a deber.

“Las imágenes ya estaban, ya se sabe quiénes ganaron. Fue la delegación más grande de la historia y ha sido la más exitosa; y es una tristeza y pena nos tendría que dar a todos los que nos hemos dedicado a los deportes, que sigamos pensando que hace 50 años tuvimos la mejor actuación”, añadió.