Inicio Ediciones El Cultural

Ediciones El Cultural

El Cultural arriba a tres años de práctica de periodismo cultural al servicio de los lectores de La Razón. Hemos estado pendientes de los hechos más trascendentes de México y del resto del mundo. Cada semana ha sido un reto. Entrega en que el poeta, narrador, ensayista y editor Alberto Ruy Sánchez hace cesión de Declaración del oficio desde sus laberintos, discurso de aceptación del Premio Nacional de Arte y Literatura que le fue concedido este año: el gozo de escribir: “ritual trascendente”. Roberto Alifano nos recuerda a César Vallejo a 80 años de su muerte y en el centenario de Los heraldos negros. Y más...
Dosier dedicado a la Copa Mundial de Futbol que se inaugura dentro de cinco días en Rusia. Las convergencias entre literatura y futbol en un texto de Mary Carmen Sánchez Ambriz, La celebración de la tribu; desenlaces históricos: México 70, Estados Unidos 94 y Francia 98 en un recuento personal: Tres finales mundialistas, de Alejandro Toledo. Carlos Velázquez en su columna El corrido del eterno retorno comenta la “despedida sexual” que tuvieron ocho miembros del Tri en “Nos vamos al Mundial”. Muestrario de episodios del mayor espectáculo deportivo de la era moderna. Y más...
No hay un Philip Roth, sino varios. [...] Y en efecto, siendo un escritor fundamentalmente estadounidense, atado a las tradiciones, modos de ser, obsesiones y problemas de ése su país, al mismo tiempo sus libros tienen una fuerte impronta de la vida y peculiaridades judías en Estados Unidos. Una de las líneas maestras de su obra es ésa: las tensiones, convergencias, desencuentros y encuentros entre el flujo migratorio judío y sus descendientes y el mundo americano. Las otras son el sexo, las relaciones de pareja, familiares, el mundo intelectual, el envejecimiento, el deterioro, la muerte. [...] Roth exploró las sucesivas etapas de la existencia tomando como base su propia experiencia, pero transformándola y dándole un sentido intenso, complejo, contradictorio y luminoso.
He conocido grandes ladrones de libros, pero ninguno como él. Nuestra vida podría contarse a través de los libros robados. Hace cinco años murió mi hermano. Una larga y penosa enfermedad neurológica lo redujo a nada. No ha pasado un día en estos cinco años en el cual no haya conversado con él: platicas de familia, letras, política, humor. Nos burlamos de nosotros mismos y del mundo sin parar. Luego de su muerte escribí un relato: El cerebro de mi hermano, un homenaje en el altar de la hermandad. No tengo mucho que agregar, salvo la melancolía y la necesidad de verlo. Hay tardes tristes en que me gustaría regresarlo a la vida.
Apostamos en esta entrega por la crónica, ese género en que la literatura se entreteje con el periodismo y viceversa. Realidad y ficción conjuntada en búsqueda absoluta de las divergencias y resoluciones que asumen al relatar la verdad. Tres cronistas explayan su oficio desde afinado discurso: Ramiro Sanchiz, Marihuana en Montevideo. Cuentos de viejos uruguayos; Rogelio Garza, Wild Wild Country. Religiones que destruyen; Eduardo H. G, Ciudad de México. Terminal pandemonio. Argumentos de apremiantes motivaciones en estos años iniciales del siglo XXI. Y más...
La Gran Depresión del 29 y los murales de Diego Rivera en el emporio de la industria automovilística, Detroit, Estados Unidos, a principio de los años 30. Presentamos un texto del influyente crítico y ensayista Edmund Wilson (1895–1972), Paradoja de Detroit, en el cual se evidencia su contrariedad por la obra y actos del muralista. Se agregan los desenlaces de dos cartas, publicadas por The New Republic, y la respuesta del artista mexicano. Se complementa este número con Graham Greene. Como caído del cielo, cordial semblanza del autor de El poder y la gloria, por Roberto Alifano. Y más...
A doscientos años de que Mary Shelley (1797-1851) diera a conocer Frankenstein o el Moderno Prometeo (L. H. H. Mayor & Jones, 1818) —novela gótica, precursora de las fabulaciones que incursionan en el designio de la “creación de inteligencias artificiales”—, el investigador y ensayista Alejandro Toledo pone a consideración de nuestros lectores Frankenstein. Monstruo Bicentenario: exégesis del origen de la obra y glosa de la mítica y vasta producción cinematográfica que la secunda. Línea temática de este número que se complementa con el texto La inquietante utopía de los autos robot, de Naief Yehya.
Por Alberto Ruy Sánchez Recuerdo un día que estábamos en un café de Saint Germain y entró Julio Cortázar. Sergio se puso nerviosísimo. Cuando le pregunté qué le pasaba me dijo que lo admiraba tanto que no podía controlarse. Cortázar nos vio y se acercó a saludarlo con una enorme familiaridad. “Hola, Sergio, ¿cómo estás?”. Él nos lo presentó y nos dio la enorme mano mitológica, que, sabíamos, mientras estrechaba la nuestra no dejaba de crecer. Nada más. Pero Sergio sudaba. Por Margo Glantz Ver al pasado significa revisar esos maravillosos tiempos en que Sergio y yo paseábamos por el mundo, por el centro de Praga en las noches, a las que nos trasladábamos en metro, o cuando visitábamos el cementerio de lápidas encaramadas unas sobre otras y el reloj que Borges describiera en su poema El Golem, o las cervecerías que visitaba e hizo famosas Bohumil Hrabal (el gran escritor checo que leí gracias a Sergio).
JTNDZGl2JTIwZGF0YS1jb25maWdpZCUzRCUyMjM1MzQzODMlMkY2MDQyNTE0MCUyMiUyMHN0eWxlJTNEJTIyd2lkdGglM0E1MjVweCUzQiUyMGhlaWdodCUzQTUyNXB4JTNCJTIyJTIwY2xhc3MlM0QlMjJpc3N1dWVtYmVkJTIyJTNFJTNDJTJGZGl2JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyJTJGJTJGZS5pc3N1dS5jb20lMkZlbWJlZC5qcyUyMiUyMGFzeW5jJTNEJTIydHJ1ZSUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRSUwQSUwQQ==
El investigador Alberto Enríquez Perea glosa los textos literarios recuperados del imprescindible y decisivo escritor guatemalteco Luis Cardoza y Aragón (1901 – 1992), quien vivió muchos años entre nosotros. Dos obsesiones creativa marcaron su escritura: la literatura y la crítica de las artes plásticas. El “amor, la libertad y la poesía”: señas de identidad del autor de Luna Park. Entrega de Dogmas, esquemas y creación intelectual bajo la rúbrica de un hombre que asumía el oficio de las letras con “manía satánica”. Y más...

Ediciones Anteriores