Viernes 14.08.2020 - 06:10

A Jackson lo mataron

“También quiero cuñado que me pague vacaciones”
Por:

El forense del condado de Los Ángeles dictaminó que la muerte de Michael Jackson fue un homicidio, dijo un funcionario policial a la AP, un hallazgo que hace más probable que se formulen cargos penales contra el médico Conrad Murray, quien estaba con el cantante cuando murió.

El funcionario de una fuerza de seguridad dijo que el forense determinó que Jackson recibió una combinación fatal de fármacos horas antes de morir en su mansión alquilada de Los Ángeles el 25 de junio. Habló bajo condición de no ser identificado porque los hallazgos no han sido difundidos públicamente.

Pruebas forenses encontraron el poderoso anestésico propofol en el sistema de Jackson junto con otros dos sedantes, dijo el funcionario.

El doctor Conrad Murray, médico personal del cantante, es objeto de una investigación por parte de la policía de Los Ángeles por presunto homicidio sin premeditación. Murray ha hablado con la policía y la semana pasada publicó un video en que decía: “Dije la verdad y tengo fe de que la verdad prevalecerá”. Nada comentó sobre los fármacos que le dio al fallecido cantante.

Su abogado Edward Chernoff no hizo declaraciones ayer, pero había dicho antes que Murray nunca le dio nada a Jackson que “pudiera haber” causado su muerte.

La dosis letal. Según una orden judicial de allanamiento hecha pública el lunes en Houston, Murray le dijo a los investigadores que le dio a Jackson una dosis de 25 miligramos de propofol, cerca de las 10:40 de la mañana, tras inyectarle durante la noche dos sedantes que no lograron hacerlo dormir.

La orden, con fecha del 23 de julio, señala que el cuerpo de Michael Jackson tenía niveles mortales de propofol.

Además del propofol y dos sedantes, el informe de toxicología del forense encontró otras sustancias en su sistema, pero no se consideró que tuvieran relación con la muerte del cantante, confirmó el funcionario.

fdm