Familias enteras huyen de la violencia

Violencia en Zacatecas “mata” a 22 comunidades; estiman 2,500 desplazados

Huyen familias custodiadas por el Ejército hacia Durango; alcalde de Jerez advierte de la gravedad de la situación; habitantes y hasta un diputado federal ya hablan de tomar medidas por cuenta propia

Caravana de quienes regresaron por sus pertenencias.
Caravana de quienes regresaron por sus pertenencias.Foto: Especial
Por:
  • Yulia Bonilla

En los últimos días, centenares de familias abandonaron sus hogares en al menos 22 comunidades de tres municipios de Zacatecas ante la violencia desatada por los grupos del crimen organizado.

En un hecho que trascendió ayer, durante el fin de semana varias personas regresaron a la comunidad de Palmas Altas del municipio de Jerez, sólo para recuperar algunas de sus pertenencias y retornar a Durango, en donde encontraron refugio.

La disputa entres dos grupos criminales antagónicos se aprecia por todas partes en esta comunidad, a través de vidrios rotos, chapas forzadas, orificios provocados por las balas en las paredes y el nombre de un cártel sobrepuesto al de la célula rival.

Quienes regresaron por algunas pertenencias formaron una caravana de aproximadamente 40 vehículos cargados con mesas, refrigeradores y otros muebles e instrumentos de trabajo.

Esta caravana fue custodiada por elementos del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional, a petición de los pobladores, quienes temían ser emboscados.

Si no nos hace caso el Gobierno federal, yo mismo voy a convocar a la gente para que se levante en armas allá adentro, porque no es justo

Marco Flores
Diputado Federal de Morena

Ayer, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, afirmó que apoyarán a los desplazados en su estado vecino, quienes se han establecido, sobre todo en la región de La Laguna o en los municipios de Vicente Guerrero y Suchil

A su vez, el alcalde de Jerez, José Humberto Salzar, médico de profesión, señaló que la gravedad de la situación es tal, que “el municipio se está muriendo”, pues 18 comunidades donde la gente vivía de la siembra de frijol, durazno y ciruela, ahora han quedado vacías.

La senadora por Zacatecas, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Claudia Anaya, calcula que son dos mil 500 personas las que han sido desplazadas en los últimos días por la actividad del crimen organizado.

Y es que el desplazamiento es un mal que se ha extendido hacia otros municipios como Fresnillo, donde poblados como Tres Hermanas y Santa Rosa ahora lucen desolados, al igual que El Romerillo y Las Atarjeas, del municipio de Valparaíso.

El pasado domingo, el diputado federal de Morena, Marco Flores, pidió a las autoridades que atiedan el problema de los desplazados y advirtió: “Si no nos hace caso el Gobierno federal, yo mismo voy a convocar a la gente para que se levante en armas allá adentro, porque no es justo”.

Algunos habitantes de Jerez exigen que no se realice la próxima feria del pueblo y que los recursos de la misma sean destinados a los desplazados, “para que vivan dignamente y que, si no pueden regresar a sus hogares, puedan comenzar de nuevo. No quiero feria, quiero seguridad”, dice un mensaje en redes sociales.

“A como están las cosas, ese día habrá desaparecidos, balaceras, muertos, etcétera. Ya no están las cosas como antes, en las que podías dejar salir a nuestros hijos solos, hoy no sabes ya con quién te estás metiendo, o estás en el momento equivocado, en el lugar equivocado, como los jóvenes de Zacatecas”, escribió otro ciudadano.

En tanto, en redes sociales, habitantes de Zacatecas empiezan a hablar de asumir medidas por su cuenta ante la inacción del gobierno.

“Desafortunadamente ya comprobamos que por parte del Gobierno no se hará nada. La verdad yo pienso que ahora ya todo está en nuestras manos y si nos uniéramos podríamos llegar a hacer algo”, afirmó un usuario de Facebook en un grupo de zacatecanos.