Crisis

Escasez de agua provoca cierre de empresas en NL

Ha parado el 10% de restaurantes en zona metropolitana, dice líder de Canirac; se registran riñas entre vecinos por lugares en las filas

Ayer, por tercer día consecutivo se presentaron filas en Monterrey para obtener un poco de líquido.
Ayer, por tercer día consecutivo se presentaron filas en Monterrey para obtener un poco de líquido.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • La Razón Online

La escasez de agua que afecta a la Zona Metropolitana de Monterrey ya ocasionó el cierre de por lo menos el diez por ciento de los restaurantes del área, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el estado, Daniel García Rosales.

El dirigente comentó que los establecimientos que no han cerrado han tenido que contratar pipas a un costo de entre 8 mil y diez mil pesos cada una o comprar garrafones a comerciantes improvisados que han subido el costo al doble o más, lo cual resulta insostenible.

En tanto, medios locales hablan del cierre de pequeños negocios como lavanderías y veterinarias, ante la imposibilidad de surtirse del agua que necesitan para dar servicio.

El director del organismo Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, Juan Ignacio Barragán Villarreal, reconoció que muchas empresas pequeñas y medianas e incluso grandes que no que no tienen concesiones de pozos, están a punto de parar actividades.

Mencionó que algunas plantas acereras o papeleras que usan agua tratada en sus procesos se vieron afectadas en los días en que dejó de extraerse agua de la presa El Cuchillo, pero, dijo, “afortunadamente esto fue temporal”. 

En tanto, a través de redes sociales y portales locales se han reportado riñas entre vecinos en algunas calles de Monterrey por la disputa de los lugares para abastecerse.

En Twitter y Facebook circula un video en donde se aprecia una pelea registrada en la colonia Villa de San Angel de la ciudad de Monterrey.

Al respecto, Barragán Villarreal hizo un llamado a la población a mantener la calma y afirmó: “Las riñas y disputas no van a solucionar la situación, sobre todo, hay que evitar el vandalismo”.

El funcionario insistió en que el problema del desabasto ya fue solucionado en un 90 por ciento, lo que no se refleja en las calles de los municipios afectados.