Arraigaran judiciales por caso Coppel

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) arraigará en las próximas horas a dos elementos de la policía judicial que presuntamente ocultaron información sobre el secuestro de Yolanda Cevallos Coppel.

Autoridades de la PGJDF confirmaron que la Agencia 50 del Ministerio Público solicitó la orden de arraigo al Juzgado 52 Penal con sede en el Reclusorio Oriente, y se espera que esta misma noche trasladen a los involucrados al Centro de Arraigos en Azcapotzalco, una vez concluido el trámite.

Se trata del comandante de la Policía Judicial adscrito a la Fuerza Antisecuesttros, Erasmo de la Rosa, y del agente judicial adscrito a la Coordinación Territorial Cuajimalpa Uno, Rodolfo Servín, a quienes se les imputa el delito de negación de servicio público agravado.

Este ilícito es considerado como grave, por lo que en caso de que se ejercite acción penal en su contra tras concluir el arraigo de 30 días, no podrían alcanzar el beneficio de la libertad bajo fianza, y serían ingresados al Reclusorio Oriente.

De acuerdo con la información difundida hasta el momento, Jenny Fabiola Rosas Ortiz, novia del líder de la banda que secuestró a Coppel, y Gilberto Acevedo Gutiérrez, chofer de la víctima, advirtieron con anticipación del secuestro al agente judicial Rodolfo Servín.

Este agente habría proporcionado posteriormente al comandante Erasmo de la Rosa los datos con los detalles del plagio que se realizaría, el lugar donde se llevaría a cabo, quién sería la víctima y el sitio exacto de la "casa de seguridad" donde se le mantendría cautiva.

De acuerdo con autoridades de la procuraduría capitalina, estos agentes no comunicaron dicha información a sus superiores sino hasta después de cometido el secuestro, por lo que habrían incurrido en el delito de negación del servicio público.

El ilícito se agrava, pues al haber ocultado estos datos, derivó no sólo en el secuestro de Cevallos Coppel, sino también en su posterior homicidio y en la muerte de dos elementos del GERI que participaron en un fallido operativo de rescate.