Cae sucesor de El Teo y el hermano

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

AP

Tijuana .-Una vocera de la DEA informó que autoridades mexicanas detuvieron el lunes en el noroeste del país a dos presuntos capos de un grupo del narcotráfico que ha aterrorizado la ciudad fronteriza de Tijuana.

La portavoz de la agencia antidrogas estadounidense, Amy Roderick, dijo a la AP que fuerzas federales mexicanas capturaron en el estado norteño de Baja California Sur a Raydel López Uriarte, "El Muletas", y a Manuel García Simental, "El Chiquilín", lugarteniente y hermano de Teodoro García Simental, "El Teo", quien fue recientemente detenido y era considerado uno de los capos de las drogas más sanguinarios.

La vocera no tenía más detalles de la operación de captura en la ciudad de La Paz, el mismo lugar donde en enero fue capturado "El Teo", quien es señalado por las autoridades como uno de los principales líderes y operadores del Cartel de Sinaloa en la ciudad fronteriza de Tijuana, una de las localidades más afectadas en los últimos años por la violencia del narcotráfico.

Fue detenido el 12 de enero.

Las autoridades mexicanas no han informado sobre las capturas. En el área de prensa de la Secretaría de Seguridad Pública federal sólo confirmaron que hubo un operativo en Baja California Sur.

"El Teo" era uno de los 24 capos más buscados en México por quien el gobierno había ofrecido unos 2,1 millones de dólares a cambio de información que condujera a su detención.

Su grupo es considerado como uno de los responsables del incremento de la violencia en Tijuana, que se agravó después de que el cartel de los hermanos Arellano Félix o de Tijuana se dividió en los últimos años en facciones tras el arresto y muerte de algunos de sus integrantes.

"El Teo" era parte del Cartel de Tijuana, aunque luego se separó y se unió al Cartel de Sinaloa.

Las autoridades lo consideran responsable del asesinato de al menos 300 personas. Los cuerpos de algunos de sus rivales muertos eran disueltos en sosa cáustica por órdenes suyas.

El gobierno del presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra el narcotráfico en diciembre de 2006, días después de haber asumido el poder, y ordenó el despliegue de miles de soldados.

Los carteles respondieron a la ofensiva federal con más violencia que desde entonces ha dejado más de 15.000 muertos.

El ejército mexicano informó también el lunes que soldados decomisaron 12,4 toneladas de marihuana que transportaba un tráiler en un doble piso, considerada la mayor incautación de la droga en los últimos dos años.

La droga fue descubierta durante una revisión al remolque en un puesto de control en Baja California, estado al noroeste del país y fronterizo con Estados Unidos, señaló la dependencia en un comunicado.

El ejército estimó que la marihuana tenía un valor estimado de 62 millones de pesos (unos 4,7 millones de dólares).