Lunes 28.09.2020 - 17:22

Gobierno Federal expresa su respeto a marchistas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

El Gobierno Federal reiteró su respeto a los participantes de la Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad, así como a cualquier expresión de la sociedad que persiga la construcción de un México donde el Estado de Derecho y el acceso a la justicia sean los principales instrumentos contra la criminalidad y la violencia que ella provoca, ya que es el principal objetivo de la Estrategia Nacional de Seguridad que instrumenta el presidente Calderón.

“El Gobierno comparte con los ciudadanos la aspiración de hacer de México un país seguro y con oportunidades de desarrollo para todas y todos, reiteramos nuestra apertura y entera disposición a escuchar, dialogar y continuar trabajando de la mano con la sociedad civil para el establecimiento de una seguridad auténtica y perdurable”, dice el comunicado de la Secretaría de Gobernación.

Subrayó que sin el esfuerzo permanente del Ejército , la Marina y la Policía Federal en las localidades con alta incidencia delictiva, las poblaciones que ahí habitan se encontrarían sujetas a la voluntad de los criminales y sería imposible comenzar a reconstruir el tejido social que ha sido dañado.

“Las Fuerzas Federales trabajan precisamente para proteger a los mexicanos de quienes tienen por forma de vida el homicidio, el secuestro, la extorsión y el tráfico y distribución de droga y personas, su presencia hoy es indispensable ante la falta de capacidades de diversas corporaciones policiales estatales y municipales para enfrentar con eficiencia a la delincuencia”, refirió la dependencia que encabeza Francisco Blake.

Insistió que es urgente que estados y municipios asuman sus responsabilidades con el compromiso que las circunstancias exigen, depurando y certificando a sus policías y ministerios públicos como un primer paso.

“La seguridad es una tarea que a todos concierne: principalmente a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, en el cumplimiento de la obligación de perseguir y castigar a la delincuencia organizada que atenta mediante su violencia contra la tranquilidad de la sociedad

A la ciudadanía, en su ejercicio democrático de proponer, evaluar y exigir a las distintas autoridades y a los Poderes Públicos los cambios que México requiere para establecer una seguridad auténtica y duradera”, puntualizó.