Indagan a 5 en oficina del juez asesinado

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Las quejas que presentó el juez Vicente Bermúdez Zacarías ante el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) por las anomalías que encontró a su llegada al juzgado Quinto de Distrito de Amparo y Juicios Civiles Federales, propiciaron no sólo la suspensión de la esposa de su antecesor, sino la de otra actuaria y la investigación interna a cuando menos dos funcionarios más del mismo grupo.

Siete meses después de haber presentado dichas quejas, el juez fue asesinado. El lunes por la mañana un hombre lo ejecutó de un disparo en la cabeza cuando hacía ejercicio, afuera de su casa en Metepec, Estado de México.

Las indagatorias que comenzaron las autoridades de la PGJEM indican que el único problema que el juez había comentado entre sus personas cercanas era precisamente por denunciar las anomalías.

Y es que Bermúdez descubrió una serie de irregularidades que existían en su juzgado con las cuales una actuaria —que además era esposa de su antecesor— y un chofer, visitaban a diversos reos en el penal federal del Altiplano sin tener motivos para hacerlo. También indagan al antecesor.

Las denuncias las presentó en contra del juez anterior Jorge Arturo Porras Gutiérrez y en contra de la esposa de éste, la actuaria Mayumi Guadalupe Sánchez.

De acuerdo con el testimonio que dio a las autoridades Manuel Delgadillo Aguiñaga, secretario de Acuerdos del juzgado y amigo del juez asesinado, la otra funcionaria que fue suspendida de manera indefinida y puesta bajo investigación es la actuaria Ana Lilia Coyote Colín.

La mujer fue denunciada por Bermúdez por incurrir en irregularidades como reunirse con reos en el Altiplano, sin tener motivos. Según las autoridades, además de suspender a las actuarias Mayumi Guadalupe Sánchez y Ana Coyote Colín, el Consejo de la Judicatura inició una indagatoria contra dos personas más.

Las autoridades establece que el juez no le había contado a nadie sobre algún problema referente a los asuntos que había resuelto. “El único conflicto que tenía fue debido a los malos manejos del juez anterior y principalmente con la esposa de éste Mayumi Guadalupe Sánchez Torres”, se lee en un reporte que elaboró la Procuraduría de Justicia mexiquense el día del crimen


Solicitan protección para funcionarios

El senador de la República Roberto Gil Zuarth señaló que el Estado mexicano debe proteger a los jueces, sobre todo aquellos que actúan con causas criminales.

Lo anterior luego de que Vicente Antonio Bermúdez, juez Quinto de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, fue ejecutado mientras se ejercitaba.

Al finalizar el debate sobre gobiernos de coalición organizado por el PRD, el senador expresó que se debe revisar la figura de “jueces sin rostro”.
Recordó que en otros países este tipo de modelo ha provocado corrupción judicial, “porque en la medida en que no son visibles e identificables pueden no asumir plenamente sus responsabilidades“.

Yared de la Rosa