Sábado 16.01.2021 - 02:46

“No tengo miedo; donde estaba no había contagio”

“No tengo miedo; donde estaba no había contagio”
Por:

Los estudiantes que regresaron de Tianjín, China, serán sometidos a revisiones diarias desde su casa por parte de la Secretaría de Salud para descartar cualquier brote de coronavirus en territorio nacional, informó Mario Israel Patlán García, estudiante de mandarín que regresó a Guanajuato el fin de semana.

“Vamos a tener revisiones diarias durante los siguientes 20 días para descartar cualquier contagio; ando con cubrebocas y a cada rato me estoy lavando las manos para evitar cualquier cosa. No tengo miedo porque no había contagios allá, pero de todos modos me están checando la temperatura y como me siento. Mi familia está feliz de tenerme aquí”, dijo a La Razón.

Te puede interesar: CIDH abre caso por “amaño” en designación en Diputados

Indicó que a pesar de que no existe un brote como tal en aquella ciudad, sí hay muchas revisiones y normas que se deben seguir para evitar riesgos. En su caso, no le permitían salir de la universidad más que a comprar alimentos, pues los controles sanitarios eran sumamente estrictos.

“Yo estaba en la universidad, estaba estudiando chino-mandarín y llevaba apenas cinco meses de los tres años y medio de la especialización y maestría. Nos revisaban por lo menos tres veces al día y en cada momento nos hacían lavarnos las manos para evitar cualquier contagio. Estábamos resguardados en las instalaciones y no podíamos salir, pues las calles ahí están desiertas”, destacó.

“No tengo miedo, porque no había contagios allá, pero de todos modos me están checando la temperatura y como me siento”

Israel Patlán

Estudiante mexicano

El estudiante refirió que, al conocer la emergencia, de inmediato el Gobierno de Guanajuato les pidió regresar para prevenir cualquier afectación a su salud; pero antes de salir tuvo que reunir un formato de regreso para tomar las medidas necesarias en todo el trayecto. Además, dijo que en todo momento estuvieron en comunicación con las autoridades y nunca los dejaron solos, pues temían por la contingencia que se vive en Asia.

Detalló que salieron de las instalaciones universitarias por Metro, ya que es la única manera de trasladarse en China por la emergencia. En su recorrido, él y sus compañeros tuvieron que pasar por lo menos 10 controles sanitarios hasta llegar al Aeropuerto de Tianjín para abordar el vuelo a México.

“Nuestra escala fue ir a Corea del Sur donde estuvimos un día por los controles, después llegamos a la Ciudad de México y por último a Guanajuato”, refirió.