Sentencian a Cárdenas Guillen a 25 años de prisión

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

El ex líder del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, fue sentenciado ayer a 25 años de prisión, sin derecho a libertad condicional, tras un proceso conducido a lo largo de tres años en completo secreto.

El procurador federal para el sureste de Texas, José Ángel Moreno, anunció la sentencia impuesta por la juez federal Hilda Tagle e informó que al capo mexicano se le decomisaron 50 millones de dólares de utilidades obtenidas por su actividades ilegales.

“El exitoso proceso contra Cárdenas Guillén muestra la resolución conjunta de Estados Unidos y México para perseguir y procesar a los líderes de los cárteles de narcotraficantes, desmantelar sus organizaciones y poner fin a la violencia y corrupción”, señaló el procurador federal.

El anuncio de la sentencia puso fin a un proceso judicial cuyos detalles fueron mantenidos en secreto por la juez durante tres años.

La misma audiencia de ayer se efectuó a puerta cerrada, bajo extremas medidas de seguridad, en el edificio de las Cortes Federales.

El procurador federal informó por primera vez que Cárdenas Guillén se declaró culpable previamente de cinco cargos federales, incluido el de conspiración para poseer substancias controladas con intento de distribución.

También se declaró culpable de conspiración para el lavado de dinero, y de amenazar con asaltar y matar a agentes federales estadunidenses.

La juez sentenció a Cárdenas Guillén por cada uno de los cargos a 25 años de prisión, pero ordenó que todas las sentencias se cumplan en forma simultánea.

Así, el detenido cumplirá 25 años de prisión sin derecho a libertad condicional.

La Corte estadunidense emitió también una orden preliminar de decomiso que impone un requerimiento monetario contra Cárdenas Guillén en favor de Estados Unidos por 50 millones de dólares.

Bajo los términos de la sentencia, Osiel deberá pagar una multa de 100 mil dólares, y luego de salir de prisión, permanecerá cinco años más en libertad condicional.

Cárdenas Guillén fue extraditado por México en enero de 2007 a Texas por tráfico de drogas, lavado de dinero y amenazas contra dos agentes federales de Estados Unidos.

El mexicano fue acusado por 17 cargos federales en una Corte del Distrito Suroeste de Texas, incluidos diez por posesión con intento de distribución y contrabando de diversas cantidades de mariguana y cocaína, entre otros.

>HOUSTON, Tx. El ex líder del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, fue sentenciado ayer a 25 años de prisión, sin derecho a libertad condicional, tras un proceso conducido a lo largo de tres años en completo secreto.

El procurador federal para el sureste de Texas, José Ángel Moreno, anunció la sentencia impuesta por la juez federal Hilda Tagle e informó que al capo mexicano se le decomisaron 50 millones de dólares de utilidades obtenidas por su actividades ilegales.

“El exitoso proceso contra Cárdenas Guillén muestra la resolución conjunta de Estados Unidos y México para perseguir y procesar a los líderes de los cárteles de narcotraficantes, desmantelar sus organizaciones y poner fin a la violencia y corrupción”, señaló el procurador federal.

El anuncio de la sentencia puso fin a un proceso judicial cuyos detalles fueron mantenidos en secreto por la juez durante tres años.

La misma audiencia de ayer se efectuó a puerta cerrada, bajo extremas medidas de seguridad, en el edificio de las Cortes Federales.

El procurador federal informó por primera vez que Cárdenas Guillén se declaró culpable previamente de cinco cargos federales, incluido el de conspiración para poseer substancias controladas con intento de distribución.

También se declaró culpable de conspiración para el lavado de dinero, y de amenazar con asaltar y matar a agentes federales estadunidenses.

La juez sentenció a Cárdenas Guillén por cada uno de los cargos a 25 años de prisión, pero ordenó que todas las sentencias se cumplan en forma simultánea.

Así, el detenido cumplirá 25 años de prisión sin derecho a libertad condicional.

La Corte estadunidense emitió también una orden preliminar de decomiso que impone un requerimiento monetario contra Cárdenas Guillén en favor de Estados Unidos por 50 millones de dólares.

Bajo los términos de la sentencia, Osiel deberá pagar una multa de 100 mil dólares, y luego de salir de prisión, permanecerá cinco años más en libertad condicional.

arf