Auge de Bolsonaro alienta a los mercados brasileños

En Brasil, partido de Bolsonaro pide conteo paralelo para evitar fraude
Por:

El candidato de derecha a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, se afianzó en el liderazgo en la primera vuelta electoral con 32 por ciento de la intención de voto, seguido por el socialista Fernando Haddad con 23 por ciento, según un sondeo divulgado ayer por la noche.

A cuatro días para la primera ronda de los comicios, Bolsonaro se afianza en el liderazgo en el primer turno, mientras que Haddad, el reemplazante de Luiz Inacio Lula da Silva por el Partido de los Trabajadores (PT), también se consolida en la segunda posición.

La encuesta divulgada por el Instituto Ibope, realizada con una muestra de tres mil 10 personas, atribuye 10 por ciento al centroizquierdista Ciro Gomes.

Bolsonaro, quien no participa en debates televisivos a raíz de un atentado con cuchillo el pasado 6 de septiembre que casi le costó la vida, ganó más de 11 puntos en las encuestas en los últimos 30 días, pese a sus controversiales posiciones sobre combate al crimen, homosexualidad y preservación ambiental.

En segundo turno, el sondeo indica que Haddad vencería con 43 por ciento por 41 a Bolsonaro, aunque en realidad se trata de un empate técnico, pues tiene un margen de error del dos por ciento.

El favoritismo de Bolsonaro en los sondeos disparó la bolsa de Sao Paulo en los últimos dos días, cuyo índice principal (Ibovespa) subió más del cinco por ciento ante la posibilidad de que este exmilitar de corte neoliberal venza los comicios en la mayor economía de América Latina.

El Dato: Lula da Silva tuvo que ceder su candidatura al ser inhabilitado por cumplir una condena de 12 años.

A cuatro días de los comicios presidenciales la Justicia brasileña asestó un nuevo golpe a Luis Inácio Lula da Silva y le negó un recurso para votar en las elecciones.

Aunque Lula, de acuerdo con el juez Jean Leeck, conserva sus derechos políticos, pues no ha agotado todas las instancias superiores, argumentó problemas técnicos para que el exmandatario brasileño emita su sufragio en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, donde se encuentra preso desde el pasado 7 abril.

La decisión fue apelada por la defensa de Lula ante el Tribunal Regional Electoral de Paraná, sin embargo éste ya también había señalado la imposibilidad de colocar urnas en la prisión donde se encuentra el excandidato presidencial.

De acuerdo con la ley electoral de Brasil para que las urnas se instalen en una cárcel al menos debe haber 20 personas con facultad para votar y derechos políticos en ese centro de reclusión, pero este requisito no se cumple en el sitio de encierro del líder del Partido de los Trabajadores.