Martes 14.07.2020 - 02:25

Chile espera fallo de La Haya con tranquilidad

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

SANTIAGO, Chile— El gobierno del presidente chileno Sebastián Piñera instó a los chilenos a esperar con tranquilidad el fallo por el diferendo marítimo con Perú que el lunes dará a conocer la Corte Internacional de Justicia de La Haya, y descartó categóricamente la llegada de efectivos militares para reforzar la frontera.

"Lo más importante es esperar el fallo de La Haya con tranquilidad y serenidad, estamos convencidos de nuestras fundamentaciones jurídicas son sólidas y se ha hecho todo lo que ha sido necesario para tener la mejor defensa jurídica que corresponde a la defensa del estado de Chile", afirmó el ministro del Interior, Andrés Chadwick.

En la víspera del fallo, Chadwick viajó a Arica, ciudad limítrofe con Perú, ubicada 2 mil kilómetros al norte de Santiago.

Allí confirmó que la mañana del lunes se realizará una reunión con la Intendencia (gobernación) local "para ver aspectos de seguridad ciudadana", aunque precisó que todo hace suponer que no será necesario ningún despliegue excepcional para mantener el orden público.

"Esperamos y creemos profundamente que no va a ser necesario recurrir a ninguna medida que está planificada, porque lo que estamos viendo en el país y en Arica es un ánimo muy sereno", afirmó Chadwick.

Descartó además que exista un plan de reforzamiento militar en la frontera.

"Chile espera con absoluta serenidad el fallo que mañana vamos a conocer y no existe ningún tipo de movilización o planes que afecten a las Fuerzas Armadas", insistió.

Consultado sobre eventuales compensaciones económicas a sectores productivos que podrían verse afectados ante un fallo adverso a Chile, como los pescadores artesanales, Chadwick señaló que "tenemos confianza en que el fallo nos puede y nos debe dar la razón dada la fundamentación jurídica que ha sido tan sólida de parte del estado de Chile".

"No nos adelantemos, esperemos el fallo", añadió.

Finalmente, el ministro confirmó que el presidente Piñera esperará el fallo en el Palacio de La Moneda, la sede del gobierno chileno, y que inmediatamente después de conocido, se reunirá con los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, los miembros de las comisiones de Relaciones Exteriores de ambas cámaras legislativas, y los presidentes de todos los partidos políticos del país.

Previamente, Piñera se comunicará con la mandataria electa, Michelle Bachelet, quien asumirá su mandato el 11 de marzo.

El fallo de La Haya será sobre 38.000 kilómetros cuadrados de mar que Perú reclama como suyos, y que hoy pertenecen a Chile.

La disputa se centra en un triángulo marítimo que se extiende hasta el límite de 320 kilómetros de aguas, que incluyen 19 kilómetros de mar territorial y 300 kilómetros (188 millas) de una de las zonas de explotación marítima más rica del mundo.

El domingo, organizaciones de peruanos residentes en Chile realizaron jornadas por la paz y la hermandad de ambos pueblos, como antesala al fallo de La Haya.

En Arica, se realizó la misa por la unidad entre Chile y Perú, en la Catedral San Marcos.

Durante la ceremonia, los obispos de Tacna y Arica hicieron un llamado a la paz y la hermandad entre chilenos y peruanos.

En Santiago, en tanto, cerca de un centenar de personas participó en un acto cultural que se realizó en la Plaza de Armas de la capital, punto de encuentro de la comunidad peruana en Chile.

Los asistentes al acto entonaron canciones típicas de ambos países y también realizaron algunos bailes.

Raúl Paiba, presidente de la Agrupación de Peruanos en Chile, descartó que la actividad se trate de un festejo y sentenció que "no hay nada que celebrar".

"Este no es un partido de fútbol, es el resultado de una gestión que han hecho ambos países que tendrá un fallo, y ahí terminó todo", añadió.

Al encuentro también asistieron invitados chilenos, que levantaron pancartas con la leyenda "Unidad Latinoamericana ¡siempre!".

En contraste, el consulado de Perú en Chile amaneció cercado con vallas papales y un contingente policial.

Los organizadores del encuentro invitaron para el lunes, una vez conocido el fallo, a otro acto, esta vez de degustación de comidas típicas, en la Plaza Italia, punto neurálgico de la capital.