Miércoles 23.09.2020 - 07:43

EU y GB al mundo: los líderes somos nosotros

EU y GB al mundo: los líderes somos nosotros
Por:

Foto AP

Barack Obama y David Cameron reafirmaron que sus dos naciones deben seguir a la cabeza del liderazgo internacional, a pesar de la irrupción de poderes emergentes, como China, India, Brasil y Rusia, que puedan desafiar su autoridad como principales protagonistas del orden.

Advirtieron también que los ataques de la OTAN sobre Libia continuarán "con paciencia y persistencia" hasta acabar con Muamar el Khadafi.

El presidente norteamericano y el primer ministro británico sentaron las bases de su colaboración en los diferentes escenarios mundiales de crisis, en víspera de la reunión del G-8.

La discusión abordó los problemas en los que EU y GB están directamente implicados, como Afganistán y Libia, y otros en los que pueden tener gran influencia, como el conflicto palestino-israelí. Con la visita de Obama quieren resucitar un vínculo que se deterioró por el sello que le imprimieron George Bush y Tony Blair.

"Es un error pensar que otras naciones representan el futuro y que la hora de nuestro liderazgo ha pasado", afirmó Obama ante las dos cámaras del Parlamento británico.

"El momento para nuestro liderazgo es ahora; fueron EU, Reino Unido y nuestros aliados democráticos los que diseñaron un mundo en el que nuevas naciones pudieran emerger y, aunque ahora otros asuman responsabilidades y liderazgo global, nuestra alianza seguirá siendo indispensable para conseguir un siglo más pacífico, más próspero y más justo", agregó.

Esa alianza es especialmente decisiva en Afganistán, donde EU y GB tienen el mayor peso militar de la OTAN. Los dirigentes coincidieron en que la muerte de Osama bin Laden y la última ofensiva de las tropas aliadas pueden romper el vínculo que une a los insurgentes con Al Qaeda.

"Estamos listos para una transición dirigida por los afganos. Buscaremos la paz con aquellos que rompan con Al Qaeda y respeten la Constitución afgana", declaró Obama. "Este es el momento de acelerar nuestros esfuerzos para un compromiso político. Estamos de acuerdo en darle a eso la máxima prioridad en los próximos meses", añadió Cameron.

La coincidencia no fue tan completa en relación con Libia. Cameron, respaldado por otros gobernantes europeos, ha tratado de convencer a Obama de que su país participe con más medios militares también en esta fase. El presidente norteamericano respondió que se mantendrá en la retaguardia, respaldando sólo con medios logísticos y de inteligencia.

Obama y Cameron establecieron también una posición común respecto a Oriente Próximo y el norte de África: favorecer la negociación entre árabes e israelíes sobre la base de las fronteras de 1967 y respaldar los movimientos de protesta surgidos en varios países árabes. "Estamos de acuerdo en apoyar a los que trabajan por la libertad. Este es el mensaje que llevaremos al G-8 para conseguir un programa de impulso económico y político para los países que apuesten por las reformas", señaló el premier británico.