Estructura de Notre-Dame puede colapsar: rector de la catedral

Ola de calor en Europa, nueva amenaza para Catedral de Notre Dame
Por:
  • la_razon_onlineap

El rector de la catedral de Notre-Dame, Monseñor Patrick Chauvet, dijo que las instalaciones siguen siendo tan frágil que hay un "50 por ciento de posibilidades" de que la estructura no se salve, porque los andamios instalados antes del incendio de este año están amenazando las bóvedas del monumento gótico.

Chauvet añadió que no es probable que las obras de restauración comiencen hasta el 2021 - y describió su "dolor" de que Notre-Dame no pudiera celebrar los servicios navideños este año, por primera vez desde la Revolución Francesa.

"Hoy no está fuera de peligro. Estará fuera de peligro cuando saquemos el andamio que queda”, comentó el rector de la catedral en el marco de la misa de Nochebuena en una iglesia cercana.

"Hoy podemos decir que hay un 50% de posibilidades de que se salve. También hay un 50% de probabilidades de que los andamios caigan sobre las tres bóvedas, por lo que, como se puede ver, el edificio es todavía muy frágil"

La catedral del siglo XII estaba siendo renovada en el momento del incendio accidental de abril, que destruyó su techo y derrumbó su torre. Al no haber más techo para mantener estable la masiva estructura de piedra, las bóvedas que sobreviven en la catedral son cruciales para mantenerla en pie, pero son vulnerables.

Te puede interesar: Por primera vez en 200 años, Notre Dame no tendrá misa de Navidad

Unos 50 mil tubos de los andamios atravesaron la parte trasera del edificio en el momento del incendio. Eliminarlos sin causar más problemas es una de las partes más difíciles del esfuerzo de limpieza.

"Necesitamos quitar completamente los andamios para que el edificio sea seguro, así que en 2021 probablemente comenzaremos la restauración de la catedral", dijo Chauvet.

"Una vez se quiten los andamios, necesitamos evaluar el estado de la catedral, la cantidad de piedras que tienen que retirarse y reemplazarse".

Chauvet estimó que tomaría otros tres años después de eso para que sea lo suficientemente seguro para que la gente vuelva a entrar a la catedral, pero que la restauración completa tomará más tiempo.

El presidente Emmanuel Macron ha dicho que quiere que se reconstruya para el año 2024, cuando París será sede de los Juegos Olímpicos, pero los expertos han cuestionado que ese plazo es realista.