Martes 7.07.2020 - 01:06

Inconformes, familiares de pasajeros chinos del Malasya Airlines

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

Los familiares de los pasajeros chinos del vuelo MH370 de Malaysia Airlines se mostraron incrédulos a la confirmación de que un segmento de ala hallado en Isla Reunión pertenezca a la nave perdida hace más de un año.

Los familiares se manifestaron a las afueras de las oficinas de la línea área en la capital china, mientras que el gobierno de este país demandó a Malasia mantener y profundizar las investigaciones en curso.

El pasado 29 de julio fue encontrado frente a la costa este de Madagascar, en aguas marinas de Isla Reunión, un alerón del Boeing 777 de la línea Malasya desaparecido el 8 de marzo de 2014 con 239 pasajeros, en su mayoría chinos, en la ruta Kuala Lumpur a Beijing.

El alerón se ubica en la parte posterior central de las alas y auxilia a la estabilización del avión en bajas altitudes, por ejemplo al despegar o aterrizar.

Los familiares vieron por televisión en las oficinas locales de la aerolínea la transmisión del anuncio confirmatorio hecho por el primer ministro malasio Najib Razak, sin embargo se mostraron incrédulos.

Imágenes de la televisión china mostraban a los familiares inconformes, quienes señalaban que hallar los restos del Boeing 777 no significa que sus pasajeros estén muertos.

Añadieron que Malaysia Airlines nunca les ha mostrado el video del abordaje de los pasajeros, y reiteraron que al menos durante la primera semana de la desaparición, los celulares de los pasajeros seguían activos.

Los familiares también demandaron visas para el departamento francés de ultramar de Reunión, ubicado en la dirección opuesta a la ruta que debía seguir el Boeing 777, a fin de conocer el lugar en que fue encontrado el alerón.

Por su parte Hua Chunying, vocero de la cancillería china, leyó un comunicado donde lamentó la pérdida de las vidas humanas, y pidió al gobierno malasio que continúe con sus investigaciones y ayude a los deudos de las víctimas.