Lunes 28.09.2020 - 07:26

La rescatan viva topos mexicanos

Calidad del aire en el Valle de México es regular
Por:

Por Carlos Jiménez

En Puerto Príncipe, Haití

Conoce las características de la réplica más fuerte del terremoto de Haití

Hay vida debajo de los escombros. A 180 horas del sismo que devastó Haití y con la replica de ayer de 6.1 grados en escala de Richter, prevalecen las esperanzas de vida… “Toqué su mano y creí que me tocaba Dios”, señaló Javier Vázquez, miembro del grupo mexicano de rescate Topos Tlatelolco, A.C. de Cancún, cuando logró entablar contactó con Ena Zizi, quien permaneció una semana enterrada entre los escombros de la residencia del arzobispo católico de Haití, Joseph Serge Miot, cuyo cadáver fue encontrado el pasado martes 12 de enero sentado en una silla en lo que parecía su oficina.

El bombero mexicano aprovechó su experiencia e intuición e hizo caso omiso a la determinación de la Organización de las Naciones Unidas, quien días antes confirmó que abandonaría las tareas de salvamento por considerar que las posibilidades de vida eran mínimas.

“Algo hay en este edificio. No sé si sea Dios, no sé si sea un milagro… Cuando escuché algunos quejidos eran lejanos. Pensé que era mi imaginación, pero no puedes dar nada por hecho”, agregó Vázquez.

Así que solicitó un perro a un grupo de brigadistas alemán que colabora en la zona. Cuando acercó el canino, de nombre Pablo, al área se mostró inquieto, “Sí. Aquí hay alguién vivo”, señaló Óscar Oliva, otro brigadista mexicano, quien con el apoyo de todos los miembros removieron los escombros sin ayuda de maquinaria.

“Estamos acostumbrados a ello… así fue en el sismo que nos afectó a nosotros (los mexicanos) en 1985. Si allá se dio lo impensado por qué no debería de suceder aquí”, indicó Oliva.

Lucha contra el tiempo. “Sabíamos que desde el momento en que iniciamos la remoción de tanto concreto tardaríamos demasiado. Y cada minuto iría en contra nuestra, porque cada vez eran más débiles los murmullos”, recalcó Javier Vázquez.

Tras nueve horas de trabajos, el equipo de salvamento logró extraer con vida a Ena Zizi, una mujer haitiana de 69 años.

Los trabajadores se encontraron primero con los pies de la mujer, que fue rescatada con fracturas en la cadera, fémur derecho y una deshidratación crítica.

“Estoy muy bien, creo’’, dijo Zizi mientras yacía sobre una manta térmica frente a un hospital bajo la atención de médicos cubanos. Renació. Entonó un salmo y agradeció a Dios con una voz fuerte sacada con esfuerzo que resonó en el jardín del hospital repleto de víctimas del sismo.

 Brigadistas del grupo Topos de Cancún lograron rescatar con vida a 20 personas. El equipo, que ya se encuentra en la ciudad de México, destacó la falta de material clínico para atender a los damnificados.

agp