Lunes 3.08.2020 - 22:07

Macedonia arresta a 30 por combates del fin de semana

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

Las autoridades de Macedonia presentaron cargos contra 30 personas capturadas en enfrentamiento armado el fin de semana en el que murieron 22 policías y presuntos extremistas de la etnia albanesa.

Los sospechosos enfrentan cargos de terrorismo. Están acusados de participar en combates que mataron a ocho policías e hirieron a otras 37 personas en la norteña ciudad de Kumanovo, que tiene una población mixta de macedonios y albaneses.

La mayoría de los arrestados provinieron de la vecina Kosovo, donde las autoridades hicieron un llamado a una "investigación transparente y creíble de las muertes".

Un tribunal en Skopje, la capital macedonia, identificó a los sospechosos como 18 residentes de Kosovo, 11 macedonios —dos de los cuales estaban viviendo en Kosovo— y un albanés. Los 30 fueron detenidos por 30 días, el máximo período permitido por la ley macedonia, aunque puede ser renovado hasta que el sospechoso vaya a juicio.

Los combates del fin de semana son los peores desde el 2001, cuando una revuelta de la etnia albanesa estuvo a punto de convertirse en una guerra civil en este pequeño país de 2,1 millones de habitantes, una cuarta parte de los cuales son albaneses. Ningún grupo se ha atribuido conexión con la violencia, si bien las autoridades han responsabilizado a grupos paramilitares albaneses que pelearon contra fuerzas serbias y macedonias en el área en las décadas de 1990 y de 2000.

El presidente de Kosovo, Atifete Jahjaga, y el primer ministro Isa Mustafa condenaron conjuntamente la participación de sus ciudadanos en el incidente, que calificaron de un intento de "desestabilizar Kosovo y los países vecinos".

El gobierno albanés emitió una declaración en la que llamó a la protección de la etnia albanesa en Kumanovo.

Funcionarios internacionales expresaron preocupación. Un portavoz del secretario de la ONU Ban Ki-moon pidió una investigación plena "de forma objetiva y transparente".

El comisionado de ampliación de la Unión Europea, Johannes Hahn, llamó a una investigación exhaustiva y dijo que el incidente "no debe distraer de la grave situación política interna en Macedonia".