Ocupación israelí en Palestina, injusticia: Vaticano

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Ciudad del Vaticano.-El Vaticano calificó de “injusticia política impuesta” la ocupación israelí a los territorios palestinos, en un documento preparatorio para la cumbre sobre Medio Oriente que será entregado por el Papa Benedicto XVI en Chipre.

Se trata del “Instrumentum Laboris”, una guía que servirá a los prelados a preparar la próxima asamblea general del Sínodo en la cual participarán más de 200 representantes eclesiásticos de todo el mundo, prevista del 10 al 24 de octubre próximos en El Vaticano.

Aunque su contenido aún no es público, algunos pasajes se filtraron este martes a la prensa.

El texto, de unas 40 páginas, será divulgado de manera oficial el próximo 6 de junio durante una misa en Nicosia, capital chipriota, en el marco de una visita apostólica a la isla del Mediterráneo.

“La ocupación israelí de los territorios palestinos hace difícil la vida cotidiana para la libertad de movimiento, la economía y la vida social y religiosa, acceso a los lugares santos, condicionado por permisos militares acordados a unos y rechazados a otros, por razones de seguridad”, indicó.

“Además algunos grupos fundamentalistas cristianos, basándose en la sagradas escrituras, la injusticia política impuesta a los palestinos, que hace aún más delicada la posición de los cristianos árabes”, agregó.

El documento apuntó que no sólo en Israel y en los territorios palestinos los cristianos sufren, en Irak son las principales víctimas de la guerra, mientras “aún hoy la política mundial no lo tiene suficientemente en cuenta”.

Denunció que en otros países “el autoritarismo y la dictadura” empuja a la población a soportar todo en silencio para salvar lo esencial. Lamentó que en Turquía existan problemas a la plena libertad religiosa.

El Instrumentum Laboris llamó a los cristianos de Oriente Medio a ser una “minoría activa” y a no aislarse porque, aunque sean un número exiguo, ellos “pertenecen a pleno título al tejido social y a la identidad misma” de la zona mientras su desaparición sería una pérdida.

Los exhortó a promover una “sana laicidad” para aliviar el carácter teocrático de algunos gobiernos, buscando mayor igualdad entre los ciudadanos de religiones diversas, haciéndose promotores de una democracia que reconozca plenamente el rol de la religión.

El texto analizó también debilidades internas de los cristianos en Medio Oriente como la falta de unidad entre los miembros del clero, que se muestra como un “antitestimonio” sumado a la formación humana y espiritual de los clérigos “que muchas veces deja que desear”.