PP en Madrid quiere pactos con el PSOE y Ciudadanos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

La presidenta del Partido Popular de Madrid y candidata a la alcaldía, Esperanza Aguirre, llamó al Socialista Obrero Español y a Ciudadanos a un pacto para evitar que la líder de Ahora Madrid, Manuela Carmena, llegue al cargo.

Ayer la oficialista aseguró que si el problema para llegar a ese pacto es ella “no hay problema”.

En los comicios del domingo pasado en la capital ibérica la candidata popular obtuvo 21 ediles en el pleno frente a los 20 de su rival Manuela Carmena. Es decir, cualquier pacto de la oposición con otro partido deja fuera al partido de Mariano Rajoy de la capital.

En este escenario, Aguirre acusó que hay “una fuerza política diferen-

te que no está en nuestro sistema

democrático constitucional”, en relación a Ahora Madrid, aliado de Podemos.

“PP y PSOE no pueden considerarse los enemigos ni adversarios” y con Ciudadanos suman 37 concejales que “no pertenecen a la opción de izquierda radical que utilizará el Ayuntamiento de Madrid como un trampolín para ser la primera fuerza política en noviembre en España”, indicó en alusión a Podemos.

Así lo declaró en una rueda de prensa celebrada en la sede del PP en Génova en la que ha analizado los resultados electorales del pasado domingo, un día después de que el líder de la agrupación, Mariano Rajoy, sostuvo que no habrá ningún cambio en el organismo.

Durante el análisis de los resultados electorales, Aguirre anunció que su partido emprenderá, tras la constitución de las instituciones elegidas en las pasadas elecciones, reformas y cambios “sin límites” debido a los “malos resultados” de los comicios.

Aguirre compareció en la sede del PP tras mantener una reunión con los 21 concejales electos de su candidatura para anunciar estas reformas, que achacó a “errores y fallos nuestros”.

El PP necesita una “refundación”, ha dicho, que ella comenzará en Madrid con la convocatoria de un congreso extraordinario del PP de Madrid tras la constitución de las instituciones.

Esperanza Aguirre, por otro lado, entonó el mea culpa al asegurar que en el partido se habrán “cometido errores” y ella fue “la primera”.

La rueda de prensa ha tenido lugar unas horas después de la reunión que ha mantenido con el candidato socialista, Antonio Miguel Carmona.

En un encuentro ayer por la mañana por parte de ambos candidatos, según fuentes socialistas, Aguirre propuso de forma muy velada que se podría buscar cualquier alternativa con tal de que Manuela Carmena, de Ahora Madrid, no fuera la próxima alcaldesa, a lo que Carmona ha contestado con un “rotundo no”.

El resultado que el domingo dejaron las elecciones autonómicas y municipales no sólo tiene consecuencias directas sobre los nuevos representantes de la Comunidad y los ayuntamientos.

El poder que algunos de los candidatos dejaron en las urnas puede tener un reflejo directo en el que tienen en sus partidos.

Éste puede ser el caso de Esperanza Aguirre. Aunque el pacto que alcanzó con la dirección nacional de su partido en marzo, cuando fue designada candidata a la alcaldía de la capital, pasaba por que dejaría la Presidencia del PP de Madrid si lograba su meta electoral, la pérdida de la alcaldía de Madrid ayer es un golpe que algunos miembros del PP regional no dudan que traerá consecuencias para el futuro del partido.

La cúpula de los populares, contra Mariano Rajoy

El político español Juan Vicente Herrera, presidente de la junta de Castilla y León desde hace 11 años, un histórico miembro del Partido Popular, criticó la postura del líder del PP, Mariano Rajoy.

En una entrevista reveló, por un lado, que está meditando seriamente su marcha para facilitar los cambios en su comunidad y, por otra parte, puso el foco sobre la continuidad del propio Rajoy.

Herrera objetó cuando se le preguntó sobre si Rajoy sigue siendo el mejor aspirante a la presidencia del país ibérico.

“Yo le diría a Rajoy: presidente, mírate al espejo y respóndete a ti mismo”, dijo.

Según el periódico El País, en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha o Aragón, sus responsables también están poniendo ya en marcha su sucesión ordenada y anticipando un debate sobre la pendiente renovación interna en el PP nacional y autonómico.