Llama G-20 a reducir déficit económico

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Toronto.- Líderes de las veinte principales economías del mundo iniciaron hoy aquí los trabajos de su cumbre con un llamado del anfitrión, el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, a una rápida reducción del déficit en los países desarrollados.

“Aquí está la cuerda floja sobre la que tenemos que caminar", dijo Harper en su discurso inaugural ante los líderes de las naciones del Grupo de los Veinte (G-20) reunidos en el resguardado Centro de Convenciones de Toronto.

Harper señalo que para sostener la recuperación económica global, “es imperativo seguir adelante con los planes de estímulo existentes.

Al mismo tiempo, dijo, “los países avanzados deben enviar un claro mensaje de que conforme nuestros planes de estímulo expiran, nos centraremos en poner en orden nuestra situación fiscal”.

La rápida reducción del déficit en las naciones desarrolladas es una idea que Estados Unidos y otras de las potencias económicas temen pueda lesionar el crecimiento económico si esto se hace en forma expedita.

El alto nivel de deuda pública en el mundo desarrollado supone un problema para la economía mundial y existe la preocupación de que para abordar el tema con demasiada rapidez minará una recuperación que aún se considera débil.

Harper ha propuesto a los integrantes del G-20 que se comprometan a reducir los déficit del presupuesto anual de sus economías para el año 2013, una tarea considerada fácil en países como Canadá, que disfrutan de una recuperación económica vigorosa.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy F. Geithner, dijo antes del inicio de la cumbre que la reunión "debe ser fundamentalmente sobre el crecimiento", económico.

Aunque, funcionarios cercanos a las conversaciones informaron al periódico The Washington Post que era poco probable que el G-20 alcanzara un compromiso firme para cumplir la meta propuesta por Harper.

En cambio, indicaron, en los acuerdos de la reunión se permitirá a cada nación establecer su propio marco de tiempo para la reducción de sus respectivos déficits.