Negocio de las autopartes chatarra alcanza 500 mdd

Negocio de las autopartes chatarra alcanza 500 mdd
Por:

El presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Óscar Albín Santos, advirtió que el comercio de autopartes chatarra para los vehículos usados e importados de Estados Unidos asciende a unos 500 millones de dólares al año, los cuales superan las ganancias de las distribuidoras de refacciones formales por cerca de 100 millones de dólares.

El representante de la industria detalló que este mercado se ha convertido en un negocio alterno, el cual supera los 400 millones de dólares que las distribuidoras de autopartes formales para vehículos usados obtienen anualmente en el país.

Albín Santos comentó, en entrevista con Notimex, que el principal problema de los autos chatarra o “chocolate” que se importan desde Estados Unidos, es que llegan en condiciones físico-mecánicas “muy malas” e incluso “en calidad de moribundos”.

El titular del INA explicó que se trata de vehículos que circulan en las carreteras y avenidas del país en condiciones preocupantes, y que luego de dos o tres años terminan en los llamados “yunques” o “deshuesaderos”, en el mejor de los casos, o bien, son abandonados por sus dueños.

Esta situación, afirmó el líder del sector, ha generado una industria de autopartes usadas fraudulenta o informal, ya que de estos vehículos abandonados se rescatan piezas que aún pueden ser utilizadas; sin embargo, la mayoría se encuentra en condiciones deplorables.

“Entonces se genera un mercado de partes usadas, que francamente llena de basura todo el comercio formal de autopartes que hay en México, y ese es el daño que le hace a la industria del mercado del repuesto “, afirmó el representante de la industria.

Mostró su preocupación por las “presiones que legisladores e importadores de vehículos usados llevan a cabo, lo que dijo continuará dañando a la industria nacional en toda su cadena”, por lo que insistió en evitar caer en provocaciones y continuar adelante con las acciones en favor de la industria y la regulación de vehículos usados.