El PIB: Monto y composición

El PIB:  Monto y composición
Por:

El PIB es el Producto Interno Bruto, la producción de bienes y servicios de un país, variable con la que se mide el crecimiento de la economía. El comportamiento, monto y composición del PIB nos dicen mucho de una economía. Hoy no trataré el tema del comportamiento del PIB, lo he hecho con frecuencia, sino el de su monto y el de su composición.

En 2019 el PIB sumó, a precios de mercado, 24,698,563,000,000 de pesos, es decir, 24.7 millones de millones de pesos, 24.7 billones, lo cual, suponiendo, según la estimación del Consejo Nacional de Población, CONAPO, una población de 126, 577,691 personas para el 2019, da como resultado un PIB por habitante de 195,125.72 pesos, que equivale a un PIB por habitante mensual de 16,260.48 pesos.

Lo anterior quiere decir que si el ingreso generado entre todos (eso, entre otras cosas, mide el PIB), se repartiera igualitariamente entre todos, a cada uno nos tocaría, al mes, 16,260.48 pesos. Según el Censo de Población 2010 el promedio de integrantes en los hogares mexicanos es 3.9 personas, lo cual daría como resultado un ingreso mensual por hogar de 63,415.87 pesos.

Pasando del monto a la composición del PIB tenemos que en 2019 las actividades primarias (agricultura, ganadería, pesca, caza y aprovechamiento forestal) aportaron el 4.2 por ciento del total; las secundarias (toda la industria) contribuyeron con el 30.6 por ciento de todo lo producido; las terciarias (todos los servicios) participaron con el 65.2 por ciento restante, lo cual hace de la mexicana una economía basada principalmente en los servicios, pudiendo calificarla, por ese hecho, como una economía típicamente moderna, como lo son aquellas en las cuales los servicios aportan el mayor porcentaje de la producción de bienes y servicios.

Por actividades separadas las tres que más contribuyeron al PIB fueron: la industria manufacturera, con el 17.6 por ciento; el comercio al por menor, con el 10.9; los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles, con el 10.2. Las que menos contribuyen fueron: los servicios de esparcimiento, culturales y deportivos, y otros servicios recreativos, con el 0.4 por ciento; los servicios corporativos, con el 0.6; la información en medios masivos, con el 1.8 por ciento.

Más acá (no allá) del monto y la composición del PIB, está el tema, ya tratado en otros Pesos y Contrapesos, de su comportamiento que, con un crecimiento de menos 0.1 por ciento el año pasado, lo cual dio como resultado un crecimiento del PIB por habitante de menos 1.2 por ciento, resulta preocupante, sobre todo porque, para este 2020, en el mejor de los casos, se prevé un crecimiento del uno por ciento (media de las respuestas de la última encuesta del Banco de México a los economistas del sector privado).