Avatar del Carlos Olivares Baró

Carlos Olivares Baró

Chávez, Dutilleux y Ravel

LAS CLAVES

Carlos Olivares Baró
Carlos Olivares Baró 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Carlos Olivares Baró

En esta ordenación de mis archivos encuentro la grabación que me regaló el técnico de audio de la Sala Netzahualcóyotl del concierto de la Orquesta Sinfónica de Minería el domingo 26 de agosto de 2012, bajo la batuta de Carlos Miguel Prieto, en un programa con obras del mexicano Carlos Chávez (1899-1978) y los franceses Maurice Ravel (1875-1937) y Henri Dutilleux (1916). Concertino invitado, el violonchelista francés Alban Gerhardt. Escucho la grabación en la tarde del jueves pasado, mientras una lluvia sosegada golpea las ventanas.

Reviso el contenido del CD: Sinfonía de Antígona, autoría de uno de los principales representantes del nacionalismo musical mexicano, Carlos Chávez; Concierto Para violonchelo y orquesta, del postimpresionista Henri Dutilleux (discípulo de Debussy); y Alborada del Gracioso, Rhapsodie espagnole y Bolero del impresionista/neoclásico, Maurice Ravel. Vaya banquete que me voy a dar.

Chávez fue un compositor siempre preocupado por la circunspección y la sencillez, enemigo de la grandilocuencia romántica, compuso Sinfonía de Antígona en propuesta de trabajo modal con recurrente uso de los instrumentos de viento. Recuerdo a Carlos Miguel Prieto en una cuidadosa dirección orquestal que puso de manifiesto las sutiles configuraciones ‘chavezianas’ de tristes soplos mitológicos. El silbo final de la trompeta bosquejó con exaltada pureza abstracta, el suplicio de Antígona ante la muerte de su hermano.

Tout un Monde Lointain —Concierto para violonchelo y orquesta—, de Dutilleux, presenta las huellas de Debussy en untos de suntuosa plasticidad sonora. El violonchelista Alban Gerhardt lo hizo suyo desde amagos neoclásicos y exteriorizada atmósfera simbolista. Todo un mundo distante está tomado del poema “La cabellera” (libro “Las Flores del Mal”) de Baudelaire, de ahí la concepción de abundancia alegórica que asume el violonchelista francés. Técnica precisa en exposición de inquietante discurso interpretativo. Recuerdo la aclamación total que obligó a Gerhardt a cuatro salidas, y un encore en el que ejecutó con vigor, fuera de programa, el “Preludio” de la Sexta Suite de Bach. Ahora, los aplausos aquietan a la lluvia.

Prosigo, la grabación se escucha de maravilla. Entro al cosmos de Maurice Ravel. “Assez vif” (bastante animado) de la suite para piano Alborada del gracioso composición que el autor de Madre Oca da a conocer en 1905 (versión orquestal, 1908). Nueve minutos de enaltecida fiesta sonora. Ejecución briosa, acompasada y convincente. Muestra del universo de Ravel en toda su magnificencia impresionista.

Rapsodia espagnole (Preludio, Malagueña, Habanera y Feria): Ravel en su primera gran obra orquestal. Motivos melódicos que sobrepasan cualquier presupuesto nacionalista en trazas que hacen guiños al Fauré de Fantasía y al Lalo de Sinfonía Española. Bolero —adaptación que hizo Ravel de una danza andaluza: ballet para la bailarina Ida Rubinstein— se adueña de todos los resquicios íntimos de este jueves de encierro. Dos temas y una cantilena progresiva —ostinato en do mayor, crescendo in extremis—, que hacen de Bolero una de las grandes piezas orquestales de la historia de la música. Las sutiles articulaciones instrumentales me hacen bailar en mi estrecha estancia.

Letanía del clarinete, pulso de las cuerdas, encomio de los metales, percusión retumbante... Nadie puede sustraerse ante tanta belleza sonora. Final modulado en mi mayor con coda estruendosa de ondulado y rotundo diapasón. Se desborda la algarabía de la concurrencia, recuerdo las siete salidas del director Carlos Miguel Prieto, quien se vio obligado a invitar a la orquesta a ejecutar, fuera de programa, un fragmento de la zarzuela La boda de Luis Alonso de Gerónimo Giménez.

Seguirán apareciendo sorpresas en estas catalogaciones de mi modesto acervo bibliográfico y musical. ¿Qué sería de mí en estas jornadas de perplejidades si no fuera por mis discos y mis libros?

Bolero /Ravel
Bolero /Ravel
  • Artista: Orquesta Filarmónica de Berlín
  • Género: Orquestal
  • Sello: Grammophon