Avatar del Carlos Urdiales

Carlos Urdiales

La L-12 y el 2024

SOBRE LA MARCHA

Carlos Urdiales
Carlos Urdiales
Por:
  • Carlos Urdiales

El colapso de la Línea 12, que dejó un saldo de 26 personas fallecidas y a más de setenta heridas, se ha reducido a una ofensiva política del conservadurismo que, con filtraciones a “medios hostiles”, busca dividir y confrontar a figuras que gravitan en los anticipados escenarios sucesorios del 2024.

Las revelaciones del The New York Times tuvieron más repercusión que las esbozadas antes por otros medios, con la hipótesis de soldaduras defectuosas en pernos de acero que unían estructuras férreas con losas de cemento.

Marcelo Ebrard reclama de nuevo; ahora el NYT no hace caso a sus declaraciones; manda el tiro hacia su sucesor, el hoy senador Miguel Ángel Mancera, quien afirma que la prueba de un correcto mantenimiento en la L-12 consta en actas públicas.

Pero en este asunto lo sustantivo ya es lo político, el futurismo, y entran en juego la robusta caballada en Morena y los famélicos equinos de enfrente. La ideología panfletaria de medios nacionales e internacionales.

Hoy, la noruega DNV-LG hace público el primer resultado de su investigación. Detalla tramos de presunta negligencia en etapas de la obra y momentos político-administrativos. Al margen de conclusiones finales, la secuencia de prisas, omisiones y corruptelas aparece de nuevo como en otras calamidades.

Las responsabilidades se atomizan y diluyen entre actas, firmas, organismos públicos y privados, burocracia, enredos legales que pueden blindar, jurídicamente, a las figuras relevantes. En lo político es otro el derrotero.

Lo supieron bien los fallecidos Juan Molinar Horcasitas, exdirector del IMSS, imputado socialmente por la subrogación de guarderías; también Gerardo Ruíz Esparza, extitular de la SCT.

Y también olfatean la sangre política Ricardo Monreal, Juan Ramón de la Fuente, Esteban Moctezuma y otros imaginados por el Presidente como viables sucesores.

Por cierto. No es casualidad que el explosivo reportaje del The New York Times esté firmado por Natalie Kitroeff, o que el que denuncia la Estafa Verde sea autoría de Valeria Durán, de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Las mujeres significan al periodismo por su valor al develar infiernos y abusos. Azteca Documentales estrenó el fin de semana el primero de cuatro capítulos de “Guerreras de la Libertad”.

Serie que nos regala testimonios de Adela Micha, Adriana Pérez Cañedo, Alicia Salgado, Ana Lilia Pérez, Ana María Lomelí, Anabel Hernández, Andrea Merlos, Bárbara Anderson, la columnista de La Razón Bibiana Belsasso, de Blanche Pietrich, Catalina Noriega, Claudia Guerrero, Elena Poniatowska, Elisa Alanís, Estela Livera, Fabiola Guarneros, Ivonne Melgar, Marcela Turati, Martha Ramos y Rosa Montero, entre otras espléndidas practicantes del mejor oficio del mundo; vienen armadas con su voz y rigor para atraparnos, conmovernos y despertarnos.