Avatar del Mauricio Flores

Mauricio Flores

Electricidad, prueba de fuego para Romo

GENTE DETRÁS DEL DINERO

mauricio flores
Mauricio Flores
Por:

Hace unas semanas presenciamos las habilidades de Alfonso Romo para, aun fuera del gabinete presidencial, establecer puentes entre Andrés Manuel López Obrador con los 10 empresarios más importantes de Monterrey, además de apoyar en la primera llamada telefónica con el recién electo presidente estadounidense, Joe Biden; hoy tiene una misión aún más severa que le solicitan sus coterráneos, evitar que fragüe la iniciativa preferente de reforma eléctrica tal y como se envió a la Cámara de Diputados.

Los empresarios regiomontanos echaron toda la carne al asador en las mesas del Parlamento Abierto en las que se ofrecieron posturas encontradas a la iniciativa que privilegia el despacho de electricidad generada por las plantas de CFE sobre la producida por empresas privadas; Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, así como expertos apreciados por el Grupo de los 10 (Ildelfonso Guajardo, Roger González y César Cadena), fueron insistentes en el alto costo que tendrá para toda la economía con daños de hasta 110 mmdd y un sinfín de procesos legales que provocará el ataque frontal al mercado de energía para favorecer el modelo de monopolio estatal.

En la exposición en el Parlamento Abierto se mostraron las preocupaciones que en la cena del 22 de enero pasado mostraron al Presidente los empresarios de la talla de Armando Garza Sada (Alfa), Rogelio Zambrano (Cemex), Juan Ignacio Garza (Xignux), Adrián Sada Cueva, Eduardo Garza (Frisa), Federico Toussaint (Lamosa), Juan Moreno (Gruma) y Tomás González (Cydsa): respetar el marco legal existente para los negocios tanto en México como los relacionados en el comercio con Estados Unidos y Canadá.

Y es que una reforma, como la propuesta, con efectos retroactivos impactaría sus inversiones, los flujos, tasas de retorno y financiamientos tomados para generar el 47% de la electricidad del país. Y les triplicaría el costo de la electricidad que consumen sus conglomerados al tenerla que comprar a la empresa encargada a Manuel Bartlett.

Esos empresarios saben que la mayoría de Morena en San Lázaro hará lo que se diga en Palacio Nacional… donde la orden es que no se le cambie ni una coma a la iniciativa de reforma. Pero, como lo cortés no quita lo valiente, insisten a través de Romo y de la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, que esa iniciativa, tal cual, tendría efectos muy graves a mitad de una recesión.

Buscan al sudafricano y su cheque. Pues sí, la UNOPS, a cargo aquí de Giuseppe Mancinell, anda en la búsqueda de quienes son los representantes de la empresa sudafricana Mssat Albidah Alkqrii (de la que ni en Sudáfrica se ha podido detectar por los investigadores de mercados farmacéuticos) que hizo las mayores propuestas en la compra de medicamentos para el sector público mexicano: hizo ofertas para 393 claves, el 15.3% del total. Ojo, para poder hacerlo, Mssat Albidah tendría que entregar un cheque de 59.4 mdp a la Cofepris, todavía de José Alonso Novelo, para cubrir los 7,500 dólares por cada registro de clave médica que quiere introducir al país. ¿Y si lo habrá hecho? El tema no es sólo que la UNOPS ataje algún evento de corrupción, sino que la irrupción de “competidores fantasma” puede dislocar el suministro en un proceso de compra que viene rezagado y con notables errores… como el del amlodipino.

Pan en cachitos. Si alguien creía que gobernar en pareja era cosa del pasado, que mire a Huixquilucan donde el alcalde panista Enrique Vargas busca impulsar a su esposa, Romina Contreras, para sucederlo en el cargo. Si bien, la señora tiene sus derechos para votar y ser votada, todo pinta a simulación: es conocida la ambición de Vargas por el control del municipio mexiquense, el cual ha gobernado durante dos trienios al amparo de su papel de presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes Panistas (Anac). El PAN empieza a crujir: la senadora y activista Malú Mícher declaró: “Ahora resulta que el presidente municipal va a poner a su esposa para que siga el mismo grupo. ¿Qué no hay más mujeres?”. Algo tendrá que decir a ello Marko Cortés.