Avatar del Mónica Garza

Mónica Garza

¡Cuidado con los perros!… de dos patas

GENTE COMO UNO

Mónica Garza
Mónica Garza
Por:
  • Mónica Garza

Una persona que mata con sadismo a un animal, es peligrosa para la sociedad en la que vive y por eso se crearon leyes contra el maltrato animal, para castigar y tratar a ese que hoy mata a un perro y mañana, quién sabe qué hará con un ser humano…

El video que circuló esta semana del asesinato a machetazos de un perro en Sinaloa, no solo estremeció a miles en las redes sociales, sino que animó a decenas a marchar hacia la alcaldía y vicefiscalía de Los Mochis, exigiendo “Justicia para Rodolfo” y que se aplique de una vez por todas la Ley Estatal de Protección Animal que existe en la entidad desde 2003.

“Rodolfo Corazón” como le llamaban, era un perro callejero que le pertenecía un poco a todos los habitantes de la colonia donde paseaba. Lo recuerdan dócil, amable, juguetón y todos lo querían, menos el demente que lo mató.

El sujeto identificado como José “N”, atacó sin piedad al perro mientras dormía junto a un auto. Después cobardemente argumentó que el motivo fue que su pareja fue “mordida” por Rodolfo, hecho que no ha sido comprobado, ni justifica semejante acto de crueldad en plena vía pública.

Según la Fundación Mano Amiga para los Animales de Compañía, la ley que existe en Sinaloa para proteger a los animales NUNCA ha sido aplicada, ni aun ahora que el maltrato animal en la entidad ha registrado un aumento del 20% en casos denunciados desde el inicio de la pandemia.

“Al que dolosamente cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal doméstico causándole lesiones se le impondrá de tres meses a un año de prisión y de cincuenta a cien días multa”, dice el artículo 364 del Código Penal del Estado de Sinaloa.

“Si las lesiones causan la muerte del animal, se le impondrá de seis meses a dos años de prisión y de cien a doscientos días multa”. Pero en la realidad no pasa NADA.

El maltrato animal fue tipificado como delito en Sinaloa hace 5 años, pero de acuerdo a lo denunciado por distintas organizaciones de rescate, no es más que una simulación sin sentencias ejecutadas, aún cuando se reciben 30 reportes diarios solamente en Culiacán, de acuerdo a la Fundación Laika Protectora de Animales.

Rodolfo, el perro asesinado por José “N” en Los Mochis, Sinaloa.Foto: Especial

Apenas en marzo pasado el Congreso de Sinaloa celebraba por todo lo alto las adiciones a diferentes leyes de protocolos de adopción animal, prohibición de corridas de toros, brigadas de vigilancia animal, entre otros… ¡Puros dichos!…

En México en 26 estados el maltrato animal está tipificado como delito, pero el panorama es preocupante cuando quienes deben aplicar la ley ven como un delito menor las agresiones contra un animal, olvidando la estrecha relación que existe entre estos actos violentos y el crimen contra un ser humano.

Ahí está el caso de “Pay de Limón”, el perro que cayó en manos de un grupo de la delincuencia organizada, que le quitó uno a uno los dedos de las patas delanteras, como práctica de la mutilación que ejercían en sus víctimas humanas.

Hechos similares ocurren en estados como Michoacán, Puebla, Coahuila, Veracruz, San Luis Potosí y Baja California Sur, todos ellos con una alta incidencia delictiva vinculada con organizaciones criminales.

La organización Human Society Internacional México advierte que existe una correlación clara y constante entre las personas que maltratan a los animales y luego a seres humanos.

En México sólo ha habido avance en este tema en la Ciudad de México, donde la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la capital presentó el martes pasado un protocolo mediante el cual dará vista a la Fiscalía General de Justicia, para investigar casos de violencia intrafamiliar a partir de denuncias de abuso animal.

México ocupa el tercer lugar en maltrato animal en el mundo y el deshonroso primer sitio en Latinoamérica, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Aquí 7 de cada 10 animales sufren agresiones.

Más de 60 mil animales mueren en México anualmente por hechos de tortura, lesiones, abandono o abuso sexual y más del 60% de ellos son perros.

Pero en realidad, lo más aterrador de todo esto es lo que se refleja como en un espejo: una sociedad mentalmente lastimada, cada vez más maltratadora, iracunda, letal…