Avatar del Rafael Solano

Rafael Solano

Inflexión Electoral

DE LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD

Rafael Solano
Rafael Solano
Por:
  • Rafael Solano

En la última semana de abril se comenzaron a detectar cambios en las encuestas locales, en donde antes Morena parecía imparable. Los primeros focos rojos llegaron con la caída de su candidata a gobernadora de Nuevo León al tercer lugar de las encuestas.

Poco a poco las preferencias en los estudios de opinión se han ido cerrando en el norte del país por las gubernaturas de la Circunscripción 1 y 2. En el sur, gubernaturas y alcaldías importantes de la circunscripción 3 han ido perdiendo potencia para el partido-gobierno.

En la Zona Metropolitana del Valle de México la oposición ha recortado distancia de manera relevante, prácticamente compite en todo el territorio a nivel alcaldías.

Los primeros datos duros de desgaste gubernamental se dieron con la reveladora encuesta de Alejandro Moreno en la cual una mayoría abrumadora desaprueba el ejercicio de las mañaneras; principal medio de propaganda del ejecutivo.

El movimiento del presidente sobre ampliación de mandato del titular del Poder Judicial, encendió los focos rojos para un sector de la población, y alentó el inicio de la narrativa de voto útil que beneficia directo a la coalición opositora. El lance presidencial fue un “testeo” para intentar lo consiguiente en el Poder Ejecutivo.

El derrumbe del gigante curiosamente se dio el fatídico lunes 3 de mayo, con el derrumbe del metro de la Línea 12 en la Ciudad de México. Todo mundo alertó de las grietas, y el tren continuó andando hasta que las vigas no soportaron más y se derrumbaron. Algo así sucede con el partido-gobierno. Las señales de que está agrietado desde lo local son claras; las encuestas presentadas en lo federal sobre el congreso, no están reflejando la alta competitividad que se da en campo local, lo que es veneno puro en el análisis electoral.

Este fenómeno se puede comparar en Estados Unidos donde las encuestas generales tienen importantes desviaciones cuando suceden elecciones concurrentes locales y los resultados federales son afectados por la competitividad local. El famoso “all politics is local” norteamericano.

Esto se da por que las elecciones “paraguas” son las gubernaturas o las grandes metrópolis. En México es la segunda vez que se tienen este tipo de “Súper Elecciones”, con la diferencia de que la primera (2018) fue presidencial, y el candidato paraguas (el presidente) jaló hacía arriba a todos los demás candidatos. En estas elecciones intermedias, los paraguas de Morena (candidatos a gobernador y alcaldes) no tienen el carisma del presidente y están jalando hacía abajo a la marca.

López Obrador sabe esto y dará coletazos cada vez más duros de cara a la elección; la estrategia de la vacunación no lo fortaleció como esperaba, la dispersión del voto por medio de sus aliados tampoco le está funcionando del todo, ese brinco lo ha ido ganando poco a poco la coalición Va por México. Ahora solo le queda la estructura electoral de los “siervos de la nación” e intentar desincentivar el voto; mientras el malestar crece en todos los sectores. Llegó pues, el punto de Inflexión en la Elección.